Qué hacer ante la inminente subida de precios de Vodafone

Los clientes deben saber los derechos que tienen ante la decisión tomada por la compañía

Los precios de Vodafone se incrementarán este mes de noviembre de forma unilateral. Independientemente de la tarifa que se tenga contratada. Es una decisión de la empresa ante la dificultad de este fatídico 2020. Sin embargo, es bueno recordar los derechos que tienen los clientes, que muchas veces no nos conscientes de este tipo de triquiñuelas de las diferentes operadoras.

Muchas veces, el incremento es tan insignificante, que en una persona media, que tengas sus ahorros, no se nota nada extraño cuando pasan la factura. Pero no por insignificante debe ser menos grave. Ya que los clientes que firman un contrato con Vodafone, lo hacen bajo unas condiciones.

Vodafone
Suben los precios de Vodafone

Los derechos del cliente si suben los precios de Vodafone

Si suben los precios de Vodafone, un cliente debe saber inmediatamente que goza de un derecho fundamental. El cliente podrá hacer un desistimiento de contrato, ya que la empresa proveedora del servicio está incumpliendo los términos y acuerdos firmados en el contrato inicial.

Esto seguramente no le interese a aquellas personas que estén satisfechas con el servicio que brinda Vodafone. La subida será muy pequeña y el impacto en la factura será de pocos euros. Pero sí que abre un horizonte nuevo a aquellos que se encuentran presos de las cláusulas.

Evitar la permanencia

Algo muy fastidioso y recurrente en las diferentes operadoras que suministran internet, teléfono y televisión, es la dichosa permanencia. A veces sucede que uno se da de alta porque le ofrecen alguna promoción o algún producto que en ese momento le viene bien.

Sin embargo, la vida cambia y puede haber un traslado por motivos de trabajo, una mejora en la situación económica… el factor que sea. El caso es que por ese cambio el cliente quiere darse de baja y no puede porque tiene permanencia. Pues ahora, con la subida de precios de Vodafone, esa cuestión ya no será un problema.

Ikea