Osakidetza preparada para confinamiento en casa del País Vasco

El sistema de salud de Euskadi ya comienza a sospechar que se avecina un cierre en todos los sentidos, similar al de la primera ola

La situación del coronavirus en el País Vasco se ha ido complicando en las últimas semanas hasta llegar a tener similitudes con pasado mes de marzo. Desde que el Gobierno de España decretase el Estado de alarma este pasado fin de semana, concediendo a las comunidades autónomas el control sobre la movilidad, el País Vasco ha sido de los primeros en prohibir la entrada y salida de sus territorios sin razón justificada. Se huele un confinamiento total en el País Vasco.

No hay más que pasarse por cualquier de los centros de Osakidetza y ver qué se cuece. Los médicos y enfermeras dicen de palabra a los pacientes que todo está preparado para un confinamiento total. Aunque no se diga mucho más, los sanitarios están convencidos que las medidas actuales solo son para ir concienciado a la población.

Osakidetza
Osakidetza sistema vasco de salud

Confinamiento por municipios en el País Vasco

Tras anunciar el pasado fin de semana, Pedro Sánchez, la implantación por segunda vez del denominado Estado de alarma, las comunidades autónomas pasaron a tener el control. En este sentido, el Gobierno Vasco reaccionó rápido e impuso restricciones bastante contundentes.

Confinamiento por municipios. Es decir, Urkullu ha dado orden de restringir la movilidad entre municipios y por supuesto no se puede entrar ni salir de Euskadi sin causa justificada. Ya se saben las causas, trabajo, citas médicas o cuidado de personas dependientes o enfermas.

Los sanitarios sin vacaciones

Por mucho que no trascienda muchas veces la situación real, es evidente que entre los sanitarios las sensaciones son más concretas. Desde el pasado verano hay una planificación en el sector. Estaban completamente seguros que tras levantar confinamiento tarde o temprano regresaría una segunda ola.

Por eso, se dice en los hospitales que los sanitarios tenían prohibido cogerse vacaciones en el mes de noviembre. Se trata de una medida cautelar ante la más que firme sospecha de que se fuese a complicar la cosa. Y ahora ya está el lío armado. Es más que posible que termine habiendo un confinamiento total en el País Vasco.

Bitcoin IRPF

Deja un comentario