O2 sin permanencia la mejor opción para clientes de móviles humillados

Grandes compañías como Movistar, Vodafone, Orange o Yoigo no pueden hacer frente a las ofertas con precio final definitivo

No es ningún secreto que cambiar de compañía móvil es algo muy complicado. No solo por las trabas que ponen las compañías con la permanencia, sino también por las ofertas que realizan. Pero ahora han encontrado la alternativa de O2, que se ha convertido en una de las mejores opciones de mercado.

Mientras la gran inmensa mayoría de los clientes cuentan con una gran permanencia, O2 ofrece contratos sin permanencia ninguna. Algo muy extraño, puesto que hoy en día son habituales las permanencias de uno o dos años, como mínimo. Es por eso que O2 está atrayendo a muchos clientes.

O2
O2 consigue atraer clientes por ofertar servicios sin permanencia

Movistar oferta cuando el cliente decide irse

Toda esta situación ha surgido después de que una clienta de Movistar denunciara el pésimo servicio que ha recibido. Según ha declarado, llevaba 20 años con la compañía, pero nunca le habían ofrecidos descuentos ni promociones. No hasta que ha decidido marcharse a otra.

Ha sido entonces cuando Movistar ha mostrado su cara más amable y ha intentado convencer a la clienta con ofertas de hasta el 50% de descuento. Eso sí, con permanencia incluida para volver a atar al cliente varios meses y así no tener que realizar nuevas ofertas para que permanezca en la compañía.

O2 se cuela entre Orange, Yoigo y Vodafone

Asimismo, otro cliente ha declarado que, después de ser humillado en grandes compañías como Vodafone, Orange o Yoigo, al fin ha encontrado estabilidad en O2. Una compañía que ofrece contrato a sus clientes sin ningún tipo de permanencia. Algo que es prácticamente imposible de encontrar hoy en día.

Y es que la compañía siempre destaca su sencillez. Ellos mismos definen sus ofertas como sencillas, ya que incluyen todo tipo de servicios con un precio final definitivo. De esta forma, se acabaron los problemas sobre las facturas incorrectas, algo que es muy habitual en el resto de compañías.

digitalización

Deja un comentario