El precio de la vivienda en 2022

La llegada del año nuevo genera retos de inversión interesantes donde la vivienda vuelve a destacar en medio de las distintas opciones

Invertir en viviendas siempre ha sido uno de los puntos altos a la hora de considerar tomar buenas decisiones. Lo que sucede es que el mercado ha cambiado y en base a ello hay que motivar al movimiento generalizado en varios factores, que para el sector financiero es importante detallar. Así que a la hora de invertir lo primero que se debe tener en cuenta es la cantidad de la oferta, que no es la mejor sobre todo en los sectores medios, y medios-bajos.

La pandemia ha traído consigo este tipo de fenómenos, aunque algunos expertos consideran que las líneas de crecimiento se van a mantener respecto al comportamiento en 2021, y que la tendencia a cambiar de vivienda sigue siendo alta, por encima del 43%. Creen en la la estabilización y la subida de precios así como en el número de transacciones que tenderá a ir al alza. No obstante, esa falta de alternativas o demanda altera el valor y se tienen que encontrar soluciones en el camino. Por fortuna la ley de ahorro forzado ha hecho que las familias españolas cuenten con mejores posibilidades y puedan asumir así la elevación natural en este campo.

A eso se le tiene que sumar necesariamente la ley política expansiva, que garantiza facilidades en términos económicos la adquisición de créditos bancarios con tazas de interés bajo. Lo que permite ampliar el presupuesto y tirar de un mercado creciente, que suele mostrar opciones diversas en rangos de precios muy variados. De manera que los retos se trasladan a la construcción de viviendas, y aunque los valores siguen estando estabilizados, hay ciertos puntos con problemas que podrán ir migrando de a poco.

Vivienda
Movimientos económicos marcan el valor de una vivienda el año que entra en España

La ausencia de materia prima sigue lastrando el valor de la vivienda nueva para el 2022

Por desgracia ha habido un movimiento negativo en torno a la ausencia de materia prima que ha afectado directamente este campo. Y no solo se habla de materiales, se habla de mano de obra, lo que es aún más grave si se tiene en cuenta el índice de elevación en este mercado que es uno de los más fuertes en todo aspecto. El precio de los materiales está por las nubes y de por sí se incentiva a la compra y venta de inmobiliarios de segunda mano.

Al tiempo, se emite una tendencia alta que garantiza a los inversores a pulir sus credenciales en cuanto a las grandes o medianas construcciones. Es decir, hay incentivos que llevan a los medianos empresarios a comprar masivamente construcciones destinadas al alquiler. Es una idea que no pasa de moda y que genera réditos económicos estables y consistentes. Así que con esta información se puede determinar que hay bases estables para el momento en el que se decida ejecutar una idea de compra.