Google arrincona a sus trabajadores negacionistas

La compañía californiana se ha puesto dura respecto al blindaje contra la pandemia que sus empleados aún no han estado dispuestos a cumplir

El mercado de la tecnología sigue siendo uno de los últimos en incorporarse al plan natural de vacunación por motivos del que sobra entregar detalles. Y es que su trabajo remoto los aísla de los peligros que en este momento impera. Sin embargo, la ley de retorno al trabajo activo ha hecho que distintas empresas en el mundo respondan y Google es una de ellas. De manera que ha entrado a operar una nueva política que incita a la vacunación que ante la negativa podría traer serias consecuencias para sus empleados.

La idea de Google es motivarlos a todos a estar protegidos en contra de la COVID-19, que en caso contrario podrían perder sus empleos de manera progresiva, empezando por una restricción de su salario. Situación tensa que ha motivado a diversas publicaciones y discusiones, ya que Estados Unidos tiene una de las poblaciones más amplias de ciudadanos en contra certera de las vacunas, y es muy común encontrarse marchas que legitimizan esta teoría.

De tal manera que se han puesto fechas concretas a este flagelo, y todo aquel que quiera mantener su puesto de trabajo debe enviar la documentación pertinente con su esquema completo evitando así las falsas ideologías que imperan en el mundo. Es una ley de protección, ya que las compañías son las que corren más riesgos asociados al contagio, y eso podría derivar en crísis amplias de tipo social y económico a corto y mediano plazo.

Vacuna Israel
Las vacunas empezarán a ser obligatorias para los empleados de Google

Extensiones, excepciones y más detalles que entrega Google a sus empleados para mantener sus cargos

El plazo inicial era el día 3 de diciembre, pero se ha extendido hasta el 18 de enero. Fecha para la cual la documentación debe reposar en las oficinas de la compañía si no se quiere ajustar al plan de deserción. A esto le entran ciertas excepciones, como pueden ser: enfermedades que lo impidan y creencias religiosas. De lo contrario se debe aplicar, sin contratiempos y excusas no fundamentadas que la empresa determina como nulas a la hora de procesar solicitudes.

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos aparte solicita realizar pruebas periódicas para controlar el margen de contagios, creando un ambiente de impermeabilidad al virus importante. De todos modos de no entregar documentos el 18 de enero, fecha límite sus empleados se someten primero a una licencia administrativa pagada durante un periodo de un mes, luego una licencia personal no remunerada, que evita pagos, y posteriormente el despido.

Rebus Sic Stantibus