Fin de la pandemia destroza a Zoom

Los estados financieros a pesar de ser buenos van mostrando una desaceleración amplia del crecimiento de la compañía en el último trimestre el año

El mundo se está re adaptando al regreso de la normalidad tras el pico más alto de la pandemia del coronavirus, y eso conlleva mover otros sectores económicos que en medio de la crísis supieron sacar partida. Es el caso de Zoom, la aplicación activa para las vídeo conferencias más populares en el planeta. Y es que en la última sesión del Nasdaq han argumentado un crecimiento solo del 15% que raya con las cifras abismales que tuvieron sobre todo en el año 2020.

De hecho, la jornada bursátil del martes ha dejado en claro que sus títulos han caído hasta un 19%, aunque sobre las 17 horas del mismo día esas cifra se vio beneficiada un poco al situarse sobre el 16,9% que se traduce en valor por acción de 41 dólares. Pero lo grave es el análisis de pérdidas en relación a la capitalización y las proyecciones del tema. Pues se han llegado a tocar números alarmantes que van hasta los 100.000 millones en capitalización a octubre de 2020 y una pérdida en valor de acción de hasta el 62%.

Evidentemente el retorno a las oficinas ha aplacado un poco el tema, que tiene la especialidad de evitar las videoconferencias que por aquel entonces fueron tan famosas. Además otros mercados como por ejemplo el sector educativo ha vuelto de nuevo a las aulas y con ello se van cerrando ciclos y espacios que hasta hace tan solo un año eran potestad completa de Zoom, elevando sus prestaciones y sus acciones desde que en el año 2019 decidieron ser activos en bolsa.

Zoom
Zoom la aplicación más famosa en la pandemia

Pese a todo las cifras no son tan desalentadoras

En temas numéricos, Zoom se da el lujo de mostrar beneficios netos que van hasta los 340,27 millones de dólares, que a la vez son 300 millones de euros entre los periodos de agosto y octubre solamente. Esta cifra se impone en un crecimiento interanual del 71,5% y los ingresos trimestrales en un 35,2% de hasta 1.050,7 millones de dólares o 926 millones de euros. A priori fenomenal, pero en la práctica, una desaceleración marcada con respecto a trimestres pasados.

Por ahora no ha habido manejo de decisiones al respecto y la compañía sigue estando en ese proceso de convertirse en la líder mundial de comunicaciones. De hecho, afirman que son indispensables en cierta medida para empresas, individuos y desarrolladores que van dando vida a un mundo híbrido entre la presencialidad y la conexión a través del buen uso de la tecnología.