EE.UU y China se preparan para la guerra

El país liderado por Biden aumenta la cantidad de armas importadas debido a la gran tensión actual que se vive por el enfrentamiento de Ucrania

En los últimos años, se ha visto un aumento en la importación de armas por parte de los Estados de la OTAN en Europa en un 65% en comparación con los cinco años anteriores, con proyecciones preocupantes sobre el posible rearme y preparación para la guerra por parte de las grandes potencias. El informe quinquenal del Instituto Internacional para la Investigación de la Paz (Sipri) revela que la anexión de Crimea en 2014 fue el punto de inflexión para el proceso de desarme posterior a la Guerra Fría, y desde entonces, muchos gobiernos comenzaron a despertar ante una nueva amenaza.

El informe de Sipri se ha utilizado durante las últimas décadas como indicador de riesgo para la seguridad global. A pesar de que el último informe muestra una disminución del 5,1% en las compras de armamento en los últimos cinco años, cuando se observa país por país, se aprecia que muchos países de Europa y Asia oriental están comprando significativamente más armas. En particular, se observa un patrón de alerta en países como Holanda, Noruega y Polonia, quienes han experimentado un aumento significativo en sus importaciones de armas.

Biden y el presidente de China

El aumento en importaciones de armas por parte de Ucrania en los últimos años

Sipri calcula un aumento del 8.631% en las importaciones de armas por parte de Ucrania en el último período de cinco años, que también incluye los cuatro años anteriores a la invasión rusa. Además, Ucrania fue el tercer mayor importador de armas del mundo en el año 2022, detrás de Qatar e India. Es importante señalar que la ayuda directa del bloque occidental ha permitido a Ucrania realizar estas compras, lo que reúne el 31% de las importaciones de armas en Europa y el 8% de todas las compras del mundo.

En cuanto a las exportaciones de armas, Estados Unidos es el principal proveedor mundial, con una participación en el mercado global que ha aumentado del 33% al 40% a partir de 2018. En el último quinquenio, las exportaciones de Estados Unidos fueron un 50% superiores a las de Rusia, su principal competidor. Rusia ha reducido sus ventas al exterior en los últimos cinco años, lo que ha disminuido su participación en las exportaciones mundiales de armas del 22% al 16%. Esto ha permitido que Francia aumente sus ventas a países de Asia y Oriente Medio y pase del 7,1% al 11%.

Preocupa la reducción de exportación de armas por parte de China

El experto de Sipri Pieter D. Wezeman comentó que «se puede suponer que la invasión de Ucrania seguirá limitando las exportaciones de armas de Rusia en el futuro» y añadió que «después de la invasión rusa de Ucrania, los estados europeos quieren importar más armas y más rápido«. La reducción significativa en las exportaciones de armas por parte de China también es motivo de preocupación.

En resumen, el informe quinquenal del Instituto Internacional para la Investigación de la Paz (Sipri) sugiere que muchos países de Europa y Asia oriental están aumentando sus importaciones de armas, y especialmente las grandes potencias se están preparando para una posible guerra. La anexión de Crimea en 2014 fue el punto de inflexión para el proceso de desarme posterior a la Guerra Fría.

Aznar fallo diplomático