Bankia evapora réditos de la fusión con CaixaBank y ya teme lo peor

Las acciones en bolsa recuperan valores previos al revuelo de las negociaciones y ahora necesitan imperiosamente que se llegue a buen puerto

Hace unas semanas el mundo financiero entró en ebullición cuando se anunció las negociaciones para la fusión de Bankia y CaixaBank. El efecto fue muy positivo, sobre todo en Bankia, ya que los inversores lo veían como el fin de tantos problemas. Pero las noticias que han ido saliendo han ido mermando todavía más a la entidad heredera de Caja Madrid y ahora se comienza a vislumbrar la posibilidad de un futuro bastante negro.

Es cierto que en el momento en que se anunció que estaba en ciernes una fusión entre CaixaBank y Bankia, las acciones de Bankia subieron como la espuma. Los mercados veían como una gran decisión la que habían tomado ambas entidades. Por la situación de crisis y por seguir las recomendaciones del BCE.

Bankia
Rodrigo Rato causante de la mayoría de problemas de Bankia

Tendencia a la baja en Bankia

Pero durante estos días, las noticias poco o nada han ayudado a Bankia. La absolución de Rodrigo Rato solo ha servido para remover el cajón de trapos sucios y las redes sociales han echado humo en torno a Bankia. Recordemos algo que todavía podría deparar el futuro.

Porque por mucho que se haya hablado de la fusión entre Bankia y CaixaBank, a nivel oficial todavía no hay nada. Se siguen ultimando negociaciones para rubricar el acuerdo. Y en toda negociación, es evidente que existe la posibilidad de que todo se vaya a traste. La posibilidad de fracaso es pequeña pero siempre esta ahí.

Bankia necesita la fusión

¿Qué puede pasar si finalmente la fusión no prospera? A día de hoy, el palo para Bankia podría ser demoledor. Porque las acciones aunque registraron algo de alegría cuando se anunció la posible fusión, poco a poco han iniciado una tendencia a la baja. Ya casi ha desaparecido el impacto inicial.

Esta situación invita a pensar que si por un casual se rompen negociaciones con CaixaBank, Bankia podría experimentar un efecto rebote que situase su cotización en mínimos históricos. Bankia, por lo tanto, necesita que la fusión se concrete para empaparse del aire fresco que puede insuflar una entidad sólida como Caixabank.

vacuna Pfizer

Deja un comentario