Telefónica sigue abusando de la máquina de hacer acciones

A través de un novedoso concepto la compañía ha decidido implementar una estrategia para distribuir las acciones de ahora en adelante

Las acciones de Telefónica vuelven a situarse en el ojo del huracán actual, debido a un fenómeno de distribuciones liderado por los grandes empresarios al frente de la compañía. Esto no solo ha generado un boom de proporciones gigantescas, sino que ha logrado hacer dinamitar un escenario en el que hay demasiadas personas y marcas involucradas con cifras altas en proporción a sus inversiones.

Para empezar han gestado el segundo aumento de capital, pactado para mejorar no solo su plataforma, sino para facilitar acciones a todo el interesado que cumpla con las condiciones. Este cargo relativo irá a parar a los accionistas mediante el concepto scrip dividend que fue aprobado el 23 de abril del año en curso. Dicho cargo se ha situado en el orden de los 0,15 euros y tendrá que ser pagado el último mes de este año. La segunda parte que corresponde al mismo valor, se pagará en junio de 2022, y será por cada unidad adquirida o en potestad a la fecha.

Con esto logran elevar sus prestaciones, detallando un valor de cotización de 4,008 euros, además de un importe de referencia que se extiende hasta los 878.589.364,54 euros. Eso sí, han aclarado que los derechos de asignación gratuita tendrán que desprenderse de las personas, pues entra en virtud del compromiso de compra que mantiene Telefónica y el gran control que quieren ejercer en su mayoría. Una minoría puesta al servicio de los menos favorecidos denominada «derechos de asignación gratuita no adquiridos por Telefónica».

Telefónica
Telefónica mueve sus acciones para incrementar su margen en el ejercicio 2022

La nueva forma de cobrar los dividendos tiene un enfoque bastante curioso

Todo este plan tiene sus sacrificios, y para las personas puede ser no más que una forma especial de ver el mercado. Los dividendos se cobrarán o pagarán en acciones, no en dinero real. Por eso es importante transmitir los derechos para luego recibir los títulos de forma independiente de acuerdo a lo que se tenga en el momento de la ejecución. Traducido en cifras actuales, deben tenerse 26 derechos para alcanzar una nueva acción en la compañía.

Ahora bien, han mostrado una solución a aquellos que busquen tener capital, y es simplemente vender sus derechos directamente a Telefónica, para que ellos procedan a pagar ese dinero a todo el que esté interesado en acudir a esta práctica. Eso sí, cada derecho tendrá una cifra fija, que para este caso es de 0,148 euros por derecho; precio que la compañía establece y no tiene derecho a cambios.

Líneas de ensamblaje en España