Pisos turísticos escapan al control del alquiler

Los dueños de propiedades en el país han recurrido a alternativas poco convencionales para salir del apretón económico post pandemia

Una nueva tendencia parece imponerse en todo el territorito español, en la cual los dueños inmobiliarios o dueños de ciertas propiedades han empezado a recurrir a técnicas poco habituales con el único fin de burlar el sistema. Y es que al menos en España el control de alquiler del estado parece ser una muestra más de inclusión tributaria que elimina ganancias parciales que generan un hueco a final del año sin excepción alguna.

De ahí que una zona de representantes del sector hayan salido a los medios a poner en contexto el caso. Advierten de la migración al alquiler vacacional o alquiler por temporadas que no están siendo auditadas por el famoso control de alquiler. El sistema como bien se sabe impone obligaciones de pago por conceptos de seguridad, servicios públicos y una serie de adicionales que reducen drásticamente la posibilidad de adquirir una ganancia potencial en un año o temporada regular.

Pero para poder entender un poco este fenómeno hay que ver las cifras de visitantes por año que está sumando España en relación al resto de mediciones. Y parece haber cierta recuperación. La normalización de las actividades ha influido, sobre todo en zonas como Barcelona que es de lo más positivo en todo el territorio teniendo cerca el fin de año que es una época de visitas amplia desde toda Europa y el resto del planeta.

Departamentos en España, opciones de turismo a menos valor

La industria hotelera fija su revisión en derrumbar esta propuesta

Como un boom lo han catalogado y vaya que tiene sentido. La industria es una de las más fuertes en el planeta y España no podía ser la excepción. De tal manera que han derivado estos hechos en una petición formal de revisión al gobierno nacional. Esta competencia desleal hace que el mercado se vaya a pique, pues con mayor frecuencia los visitantes van a encontrar precios muy accesibles en entornos mucho más apropiados.

Es decir, el valor de un piso en promedio por un mes se puede equiparar con el pago de una habitación en un hotel con relación a unos 10 días; dependiendo eso sí de las condicionantes como la valoración del mismo, la cantidad de personas y los servicios adicionales que quieran sumar a su paquete. Un tema que viene siendo muy preocupante y que ha encendido las alarmas con el paso del tiempo.