La reforma de la financiación autonómica comienza a andar

Propuesta del ministerio hace valer los derechos de las comunidades infrafinanciadas para cerrar la brecha entre unos y otros

El estado español ha abierto cierto tipo de espacios para tratar diferentes temas, es importante cerrar el año de una forma equilibrada y parte de ello se debe a la nueva política de control en los puntos determinantes. Por eso el ministerio de Hacienda ha empezado a trabajar en la reforma del modelo de financiación autonómica que tiene como aspecto de estudio principal basarse en el criterio de población ajustada. Un detalle que incluye el reparto de los recursos a todas las comunidades autónomas dentro de España.

María Jesús Montero ha repartido este día viernes a todas sus dependencias de régimen común el documento con el que pretende poner en uso el nuevo modelo de equilibrio para detallar un país mucho más justo y sostenible en todas las áreas de primera necesidad y la economía. Lo primerio que procede en este caso es iniciar el debate, que involucra a los ministerios, el gobierno nacional y los líderes comunitarios para tratar el reparto del nuevo sistema de financiación.

Ya en lo que son las líneas del texto, se propone realizar un cálculo, que enfáticamente cubre la población ajustada. Es importante entrar en este detalle, pues la proliferación de los recursos, fue siempre un tema que no dio mantenimiento a la economía y abrió una brecha que en otros modelos o países del continente no son siquiera aceptados. Este reparto de los recursos en función de circunstancias demográficas, sociales o territoriales tiene sentido, pues abarca necesidades enfocadas y ubicadas para ser mucho más justos.

María Jesús Montero
María Jesús Montero, ministra de Hacienda de España

Una exigencia de las comunidades menos financiadas termina ganando el pulso a una discusión de altas esferas

Parece que el gobierno de Pedro Sánchez ha comprendido el tema, y escuchando a todas las partes se abre el espacio para el diálogo y la repartición equitativa, si es que cabe el término. Comunidades como la: Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia fueron las promotoras, que ahora ven con optimismo esta naciente que está tratando casos concretos que van en pro de su evolución frente a las de principal referencia en el país.

Así pues se abre un espacio más para la localización de un estado de derecho conjunto, que prima entre otras cosas a las comunidades autónomas a reclamar su lugar, dentro del reparto habitual que tiene un gobierno de este empuje.

dow jones