Google maps detiene al jefe de la mafia italiana en España

A través de una investigación el sistema de geolocalización ha servido para hallar a un personaje muy buscado en el continente

Un jefe de la mafia en Italia ha sido localizado de una forma bastante singular, a través de las capturas de imagen de Google Maps en su sistema de street view. Gioacchino Gammino, hoy de 61 años fue visto en una de las capturas en una población española llamada Galapagar, sin índices de ningún tipo y de una forma muy curiosa. Ex jefe de del grupo mafioso siciliano conocido como Stidda llevaba 20 años siendo prófugo de la justicia y condenado a cadena perpetua.

Muy famoso en Italia por haberse escapado de una prisión en Roma en el año 2022, llevaba siendo todo este tiempo una de las revisiones en segundo plano de la justicia internacional. Aunque existían indicios que residía en España, fue siempre un verdadero hito poder al menos señalizar parentescos en un mundo hostil y muy oscuro. El caso es que este personaje fue condenado por participar en la guerra de la Cosa Nostra, que dejó 200 muertos en la década de los noventas.

Aunque La Dirección de Investigación Antimafia (DIA) sabía que estaba cerca, fue a través de Maps que fue identificado. En una imagen de una de las calles fue capturada una imagen de un hombre de características similares, que estaba en una esquina hablando con otra persona. Estaba en un punto que se llama El Huerto de Manu, y su contextura respondía a similitudes con el prófugo. Evidentemente respondiendo al paso del tiempo.

Delincuente ubicado a través de Google Maps habla tras el suceso más amargo de su vida

Los detalles en una investigación terminan siendo siempre determinantes

El hombre de la camisa marrón tenía características muy puntuales y por lo tanto se han dedicado a ubicar un restaurante cuyo nombre es La cocina de Manu. Éste fue cerrado en 2014 y estaba ubicado en el mismo sector de donde fue visto en la imagen. Al verificar la información y al ver la imagen del chef Manuel, se dieron cuenta que se trataba de la misma persona, por lo que empezaron a dar cacería.

Una herida en la barbilla le ha delatado, y de hecho cuando la entidad estatal ha realizado el procedimiento, la sorpresa del delincuente no se ha hecho esperar. Preguntando de cómo lo han hecho, entiende que no le ha servido esconderse. De hecho ha manifestado que llevaba 10 años sin comunicarse con su familia, a lo que le han respondido que se ha olvidado de un detalle y es que la Internet no olvida nada. Una película de no creer.

Coronavirus