Demanda contra Delta por afirmar que era la primera aerolínea no contaminante del mundo

Alegaciones de publicidad engañosa en Delta Airlines

La conocida aerolínea Delta Airlines se encuentra en el ojo del huracán, acusada de proclamarse falsamente como «la primera aerolínea no contaminante del mundo«. Según la demanda presentada el pasado 30 de mayo ante los jueces del distrito norte de California, Delta violó los derechos del consumidor, llevó a cabo publicidad engañosa y practicó acciones comerciales fraudulentas e ilegales.

La controversia se centra en la exageración de la política de compensación de emisiones de la compañía aérea. Delta afirmaba compensar sus emisiones de carbono mediante la reducción de este elemento en la atmósfera, hasta llegar a un balance neutro en cuanto a contaminación. En la demanda se señala que Delta infringió varias leyes, incluyendo la de derechos del consumidor, la de buenas prácticas profesionales y la de buenas prácticas comerciales. 

Nueva demanda para Delta Airlines

Delta Airlines y sus derechos del consumidor violados

De esta forma, según la parte demandante, la compañía aérea no solo falseó su estado como «aerolínea no contaminante«, sino que también violó los derechos de los consumidores al engañarles para que pagaran precios adicionales por los billetes bajo la promesa de un transporte aéreo más ecológico. La acusación sostiene que los datos presentados por Delta sobre su reducción de CO2 son falsos. Según la demanda, Delta incurrió en una contabilidad inexacta al afirmar que reducía sus emisiones de CO2 a niveles neutros.

Además, se argumenta que la supuesta reducción de CO2 no era tal, ya que Delta simplemente dejaba de emitir CO2 que se habría dejado de emitir de todas formas, incluso sin la suscripción de Delta al programa de compensación de emisiones. La demanda también alega que, en el mejor de los casos, las emisiones de la aerolínea se compensarán después de décadas. Por último, se pone de manifiesto que el éxito de estas reducciones de CO2 depende de muchos factores incontrolables en la actualidad.

La cultura de las demandas judiciales en Estados Unidos

El caso se desarrolla en un país conocido por su cultura de demandas judiciales. Aunque Delta se encuentra bajo el escrutinio público por su engañosa política de emisiones de CO2, el demandante tampoco está libre de sospechas.La decisión final está en manos de los jueces, que deben valorar tanto las afirmaciones del demandante como las defensas presentadas por Delta. 

Este caso refleja la creciente preocupación global por el cambio climático y el papel que desempeñan las aerolíneas en la emisión de gases de efecto invernadero. Sin duda, este caso es un claro ejemplo de cómo las empresas deben ser transparentes en su comunicación y en las acciones que realizan para compensar su huella de carbono.

Amancio Ortega patrimonio