Demandan a España por prescribir Nolotil a británicos con efectos adversos graves

España se encuentra en el centro de una controversia legal que involucra a ciudadanos británicos y el medicamento conocido como Nolotil, que contiene el principio activo metamizol. La Asociación de Afectados por Fármacos (ADAF) está llevando a cabo una demanda contra el Gobierno español, argumentando que no se protegió adecuadamente a los ciudadanos británicos de las graves reacciones adversas que puede desencadenar este analgésico ampliamente utilizado en el país ibérico.

La ADAF examina más de 40 casos de muertes desde 1996 relacionados con el metamizol

La ADAF ha identificado más de 350 casos sospechosos de agranulocitosis, una enfermedad que reduce el número de glóbulos blancos y aumenta el riesgo de infecciones potencialmente mortales, entre 1996 y 2023. Entre estos casos, aproximadamente 170 afectaron a ciudadanos británicos que estaban de vacaciones o viviendo en España. Además, se están investigando más de 40 muertes en las que se cree que el metamizol pudo haber sido un factor contribuyente.

El peligroso metamizol

El metamizol, conocido en España como Nolotil, fue comercializado por primera vez en Alemania en 1922 y se utilizó ampliamente en todo el mundo hasta que se detectó el riesgo de agranulocitosis. Esta reacción adversa es extremadamente infrecuente, pero sus consecuencias pueden ser devastadoras. En países como el Reino Unido, Estados Unidos, Australia e India, el metamizol está prohibido debido a su asociación con la agranulocitosis.

La alarmante repercusión de la agranulocitosis

La agranulocitosis relacionada con el metamizol puede desencadenar sepsis, amputaciones y fallos orgánicos, lo que lo convierte en un tema de gran preocupación. La ADAF ha señalado que, aunque la agranulocitosis es un efecto secundario raro, parece afectar de manera desproporcionada a la población británica, lo que plantea interrogantes sobre la susceptibilidad genética.

Origen de la investigación: el caso que impulsó la acción legal y la búsqueda de respuestas

La historia detrás de esta demanda comenzó cuando Cristina García del Campo, una traductora en Jávea, Alicante, investigó la misteriosa enfermedad que afectó a uno de sus clientes irlandeses. Este cliente sufrió graves infecciones que finalmente resultaron en su muerte debido a sepsis y fallo multiorgánico en noviembre de 2017. García del Campo inició la recopilación de casos locales de agranulocitosis y sepsis que estaban relacionados con el uso de metamizol. Pronto se dio cuenta de que todos los casos que estaba investigando habían involucrado a este medicamento.

España Nolotil
La demanda presentada por la ADAF contra el Ministerio de Sanidad español y la AEMPS destaca la necesidad de tomar medidas más rigurosas

Las cifras desconcertantes de la agranulocitosis

Lo que hace que este caso sea aún más intrigante es la variación drástica en la incidencia de agranulocitosis como efecto adverso del metamizol. Los estudios han informado de casos que oscilan desde aproximadamente uno por cada 2,000 usuarios hasta menos de 1.1 casos por cada millón de usuarios. Según la agencia Europea de medicamentos, esta variabilidad podría estar relacionada con las características genéticas de ciertas poblaciones. Sin embargo, es importante destacar que aún no se ha confirmado científicamente que la población británica sea más susceptible a los efectos secundarios del metamizol.

La acción legal y las demandas de la ADAF

Por su parte, La ADAF ha emprendido acciones legales contra el Ministerio de Sanidad español y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En su demanda, la asociación exige medidas concretas, como prohibir el uso del metamizol en ciudadanos de países donde ya se ha retirado este medicamento, revisar los factores de riesgo relacionados con la agranulocitosis y actualizar la información sobre el producto. El objetivo de la asociación es arrojar luz sobre esta cuestión y garantizar que se tomen medidas adecuadas para proteger a los pacientes.

Respuesta de Boehringer Ingelheim

Asi mismo, Boehringer Ingelheim, la empresa fabricante del metamizol, ha respondido a las acusaciones señalando que el metamizol ha sido utilizado durante casi un siglo con un perfil de seguridad verificado y bien conocido. Aseguran que la agranulocitosis se describe como una reacción adversa de frecuencia muy baja en la información actual de prescripción, y que están dispuestos a mejorar la seguridad de sus medicamentos si se aporta información que lo justifique. Sin duda, el caso de la demanda contra España por la prescripción de Nolotil a ciudadanos británicos con efectos adversos graves plantea cuestiones importantes sobre la seguridad de los medicamentos y la responsabilidad de los sistemas de salud en proteger a los pacientes.

centro distribución amazon