Zara empeora las condiciones de los trabajadores reubicados

A pesar del acuerdo alcanzado los empleados del grupo de Amancio Ortega denuncian peores condiciones

Tiendas como las de Zara o Bershka, entre otros, apuntan a Inditex. Y es que, una vez que quedó claro que la crisis sanitaria adelantaba en parte el proceso de fomento de las ventas online frente a la venta tradicional en tiendas presenciales, la compañía habló de un cierre de 250 a 300 tiendas en el país. Esto con numerosos trabajadores reubicados.

Lo que es alrededor de una cuarta parte de las 1.200 proyectadas en todo el mundo. En esas, los sindicatos trataron primero de hace recular al gigante del textil, entre los que se encuentra Zara, pero no fue posible. Éste ofreció un proceso en el que no habría despidos, aseguró. Pero estos trabajadores reubicados no salieron bien parados.

Los trabajadores reubicados de tiendas como Zara se enfrentan a jornadas y horarios mal adaptados

Es así que CCOO y UGT firmaron hace unos meses la recolocación por medio de un proceso en el que se ofertaba a los actuales empleados de tiendas cerradas o que iban a hacerlo entrar en otras tiendas del grupo. Ciudades como Cádiz, A Coruña o en Euskadi, por ejemplo, sufrieron varios cierres importantes.

Especialmente en los centros de las ciudades. O lo que es lo mismo: menos tiendas, más grandes y en centros comerciales. Pero la otra parte de la historia viene directamente con estas nuevas reubicaciones de los empleados. Unas condiciones laborales comolas que viven en Zara que se alejan mucho de lo prometido.

Y es que el documento acordado con los sindicatos establece que Inditex y tiendas como las de Zara ofrecerán puestos en tiendas cercanas de la misma cadena. Pero se guarda la posibilidad de «adaptar» las jornadas y horarios a las necesidades de la tienda de destino. Y eso es lo que está haciendo.

Eso lo que ocurre en la mencionada Euskadi con la propia Zara. Las vacantes ofertadas son de menos horas (y menos sueldo), menor responsabilidad, peores horarios (siempre de tarde y con varios cierres semanales) o con contratos fijos discontinuos, para trabajar solo unos meses al año.

Zara trabajadores reubicados
Los trabajadores reubicados de Zara y sinidcatos lo consideran un ERE encubierto

«Lo que te ofrecen es tan malo que te invitan a marchar»

«Lo que te ofrecen es tan malo que te invitan a marchar», lamenta una trabajadora. «Creemos que quieren quitarse de encima a gente que lleva muchos años y cobra antigüedades». Mientras, los sindicatos que no negociaron el acuerdo consideran que la maniobra es un «ERE encubierto».

La reorganización de Inditex hacia un modelo digital incluye cierres a nivel nacional, que afectarían hasta a 818 empleados, sin contar con los cierres en Uterqüe, Zara Home y Kiddy’s Class, según las cifras que reocgen las últimas informaciones. En este sentido, lo que se recoge es que casi todos los contratos ofertados tienen horarios de tarde, hasta las 22:30 horas seis días a la semana e incluso hasta los domingos. Los contratos de 40 horas, pagados entre 16.000 y 21.000 euros anuales, están fuera de Madrid.

Leroy Merlín