Todo sobre la nueva reforma de las pensiones 2023

El Gobierno español ha cerrado una propuesta común para la reforma de pensiones que está planteando a los agentes sociales

La reforma se basa en un refuerzo de los ingresos del sistema, principalmente a través de las cotizaciones a los salarios más elevados, ahora muy exentos en España. Además, se plantea un periodo de cómputo opcional y mejoras en las pensiones mínimas y otras medidas favorables para las mujeres, lo que descarta los recortes y amplía la protección social.

El periodo de cómputo será opcional para los trabajadores en las próximas dos décadas, y se podrán elegir los mejores 27 años dentro de los últimos 29. La ampliación del periodo de cómputo beneficiará principalmente a los trabajadores con carreras laborales más inestables, ya que podrán descartarse dos años del cómputo.

Los salarios más altos en España ahora están exentos de contribuir a la Seguridad Social desde los 4.500 euros mensuales brutos, lo que representa unos 54.000 anuales. A partir de esa cantidad no contribuyen nada, lo que es uno de los límites más bajos de Europa. Este límite en su contribución a la Seguridad Social subirá poco a poco entre los años 2024 y 2050, y se establecerá una cotización de “solidaridad” por encima de este límite para las remuneraciones muy altas.

La “cuota de solidaridad” a la Seguridad Social será del 1% en 2025 e irá aumentando a un ritmo de 0,25 puntos por año hasta llegar al 6% en 2045. Así se apuesta porque los beneficiarios de salarios muy elevados contribuyan más al sistema de pensiones que el resto de trabajadores. El incremento de lo que cotizan los salarios más altos se traducirá en una subida de la pensión máxima a futuro.

Las pensiones más bajas del sistema, muchas que afectan a mujeres, aumentarán en los próximos años. Como se hizo con el salario mínimo, se establece una senda de subida para los próximos años. Las pensiones mínimas contributivas alcanzarán “el objetivo del 60% del salario mínimo en 2023, el 70% en 2026 y el 80% en 2030”. Las pensiones no contributivas subirán un 10% este año.

En definitiva, la reforma de las pensiones en España se centra en aumentar los ingresos del sistema y mejorar las pensiones mínimas. El periodo de cómputo será opcional para los trabajadores, y los salarios más altos contribuirán más al sistema de pensiones a través de una cuota de solidaridad. Además, se establece una senda de subida para las pensiones mínimas contributivas y no contributivas en los próximos años. Esta reforma no incluye recortes, sino que amplía la protección social y beneficia a los trabajadores con carreras laborales más inestables, especialmente las mujeres.

árbol solar coche eléctrico carga