Nuevo abandono de mercado de Eroski ahora Islas Baleares

La presión de las deudas, la caída de ventas y la competencia hacen que la distribuidora vasca tenga de desinvertir en un mercado en el que apostó con fuerza

Eroski avanza en su plan de desinversiones. Además de Caprabo, este proceso incluye también la venta, total o parcial, del negocio en Baleares. La cadena cuenta con un total de 185 establecimientos, 111 de ellos en propiedad en esta comunidad autónoma, donde facturó 446 millones de euros el año pasado. El beneficio bruto de explotación (ebitda) en esta región asciende a unos 35 millones de euros anuales, según las fuentes consultadas.

La intención de la compañía consiste en explorar una operación que le permita mantener el control de la división de Baleares, que es una de las más rentables, pese a haber obtenido peores resultados que el resto de áreas (País Vasco, Galicia y Cataluña) en el primer semestre de 2020 por la reducción del turismo durante este verano atípico.

Venta de Caprabo

Por su parte, Eroski se encuentra ya en la segunda fase de la venta de Caprabo, cuyo control adquirió en 2007. Como ya adelantó el diario Expansión, entre los potenciales compradores de esta enseña, que tiene 297 establecimientos en Cataluña (226 propios), se encuentran fondos de private equity y Bon Preu. Fuentes próximas a la empresa liderada por Joan Font ya indicaron que estaban abiertos a aprovechar las oportunidades del mercado siempre que fueran asumibles y encajaran con su estrategia.

La facturación de Caprabo cayó hasta 790 millones de euros en el último ejercicio completo, un 13% menos que un año antes y casi una tercera parte de las ventas del grupo cuando las familias catalanas Botet, Carbó y Elías cerraron la venta de la cadena a Eroski.

El mercado valora el 100% de Caprabo en unos 250 millones de euros, mientras que el precio de la totalidad del negocio de Baleares superaría los 300 millones de euros, lo que se explica por los mayores márgenes de la división balear, que además no necesitaría de inversiones adicionales de capital y cuenta con unas mayores barreras de entrada, según las fuentes consultadas.

La última refinanciación de la enseña vasca, acordada hace un año por importe de 1.500 millones de euros, se realizó con BBVA, Santander, CaixaBank, Bankia y Sabadell.

Eroski ha cerrado las cuentas del primer semestre del presente ejercicio, a 31 de julio de 2020, con un beneficio de 48 millones de euros, lo que supone una bajada del 44% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. «El resultado refleja la afección derivada de la Covid-19», indicaba recientemente la enseña.

instituciones sanitarias comunidad valenciana

Deja un comentario