China concluye la primera transacción de GNL con yuanes

China ha llevado a cabo con éxito la primera transacción de Gas Natural Licuado (GNL) pagada en yuanes, realizada entre la petrolera nacional china CNOOC y la francesa TotalEnergies a través de la Bolsa de Petróleo y Gas Natural de Shanghái. Esta operación marca un hito en el proceso de internacionalización de la moneda china y en los esfuerzos por debilitar el dominio del dólar en el comercio mundial.

El yuan como moneda de cambio en el comercio energético

China ha estado promoviendo el uso del yuan en las transacciones de petróleo y gas en los últimos años, buscando establecer su moneda a escala internacional y reducir la dependencia del dólar en el comercio mundial. Rusia, por ejemplo, ha adoptado cada vez más el yuan en medio de las sanciones occidentales.

El presidente chino, Xi Jinping, anunció durante una visita a Riad en diciembre que su país «utilizaría plenamente» la bolsa de Shanghái como plataforma para liquidar en yuanes las transacciones de petróleo y gas. Esta declaración refleja el compromiso de China con la internacionalización de su moneda y su intención de diversificar las divisas utilizadas en el comercio energético.

Dólares a Yuanes

Implicaciones para el mercado energético y el sistema financiero internacional

La realización de la primera transacción de GNL pagada en yuanes tiene varias implicaciones tanto para el mercado energético como para el sistema financiero internacional. Por un lado, muestra la creciente influencia de China en el comercio de energía y su capacidad para impulsar cambios en la forma en que se realizan las transacciones.

Por otro lado, este evento podría acelerar la adopción del yuan como moneda de reserva y de cambio en otros mercados y sectores, lo que podría llevar a una reducción de la dependencia del dólar en el comercio internacional y a una mayor diversificación de las divisas utilizadas en las transacciones globales.

Desafíos y oportunidades para el futuro del comercio energético

El éxito de la primera transacción de GNL en yuanes plantea tanto desafíos como oportunidades para el futuro del comercio energético. Por un lado, la creciente adopción del yuan podría generar tensiones y rivalidades con otros países y monedas, especialmente con el dólar estadounidense, que ha sido durante mucho tiempo la moneda dominante en el comercio energético y en las transacciones internacionales en general.

Por otro lado, la adopción de una moneda alternativa en el comercio energético podría ofrecer nuevas oportunidades para la cooperación entre países y empresas, así como para la diversificación de las fuentes de financiamiento y la reducción de los riesgos asociados a la dependencia de una única moneda.

turismo españa