El mundo contagia la inflación a China

La inflación se ha disparado en China hasta el 2,8% en el mes de septiembre. Se trata del mayor incremento interanual que viven los precios en el país desde abril de 2020, cuando subió un 3,3%, según ha confirmado este viernes la Oficina Nacional de Estadísticas.

La fuerte subida que ha experimentado el Índice de Precios al Consumo (IPC) en China, desde el 2,5% de agosto, se debe en gran medida al repunte de los precios del cerdo, que aumentaron un 36% interanual, en lo que representa su mayor subida desde agosto de 2020. La carne de cerdo es un alimento básico en el gigante asiático, y por tanto tiene un peso importante en el índice oficial de precios al consumo. La inflación de los alimentos ha saltado al 8,8% interanual en el noveno mes del año, desde el 6,1% de agosto.

Sin embargo, otros indicadores apuntan a una moderación de la demanda. Y es que si se excluyen los alimentos y la energía, la inflación solo sube un 0,6% en septiembre respecto a las cifras hace un año, lo que supone el ritmo más lento registrado desde marzo de 2021, según los datos facilitados por Wind Information de los que se hace eco ‘CNBC’.

about:blank

Además, la inflación del índice de precios al productor (IPP) de China ha subido solo un 0,9% interanual en septiembre, por debajo de la estimación del consenso, que auguraba un 1%, y desde el 2,3% de agosto. El índice ha crecido, de hecho, a su ritmo más lento desde enero de 2021.

Según esperan los expertos de Pantheon Macroeconomics, la inflación no alimentaria descenderá el próximo mes y la capacidad de las autoridades para controlar la inflación del cerdo «será clave para determinar si septiembre marca el máximo de la inflación general». «Por ahora, los precios al por mayor del cerdo siguen subiendo, pero será necesario un aumento mucho mayor para mantener la tasa de inflación de septiembre. Esperamos que la inflación retroceda en octubre», concluyen.

Sobre el IPP, estos analistas creen que tenderá «a la baja a medida que nos acercamos al final del año, y creemos que es probable que se produzca una deflación total en el primer trimestre de 2023». Como dicen, «cuando el IPP lidera, los precios de las exportaciones chinas tienden a seguirlo, por lo que China estará ayudando a la lucha contra la inflación en otros lugares«.

dow jones