Booking se llena de timos

En el ámbito de los alquileres vacacionales, el auge de las estafas en las plataformas de reserva es un problema que ha venido en aumento. Las ganas de ahorrar de los españoles a menudo resultan ser un cebo perfecto para los timadores, y las plataformas de alquiler de alojamientos, como Booking y Airbnb, no están exentas de ser objetivos de estos timos.

El escenario actual de las estafas

Hace unos días, una familia se hizo eco de una noticia que contaba cómo habían llegado a la casa que habían alquilado en Galicia a través de Booking para sus vacaciones, y descubrieron que esa casa era una estafa y no existía. La ayuda de Booking en este caso se hizo esperar. El Diario Vasco también recogió un caso similar en el que una familia italiana llegó a la localidad de Hondarribia para vacacionar en una casa que encontraron y pagaron por Booking, y resultó ser un anuncio falso.

En lo que va de año, la Ertzaintza ha recogido casi 200 denuncias en Euskadi relacionadas con estafas en alquileres turísticos. Según fuentes de la policía autonómica, este tipo de timos o estafas en páginas web o plataformas de alojamientos son una práctica habitual.

La magnitud del problema

Booking tiene una amplia cuota del mercado europeo de alquiler de alojamientos. Sin embargo, en 2022, Booking despidió a 2.700 empleados, casi toda su división de atención al cliente. Esto, sumado a la creciente demanda de alquileres vacacionales y el auge de las estafas en estas plataformas, ha creado un escenario complicado tanto para los clientes como para las plataformas de alquiler.

En una encuesta realizada por Airbnb, se reveló que casi tres cuartas partes de los españoles (73%) han sido víctimas de fraude o estafa, y más de la mitad han perdido hasta 1.000 euros. Aunque el estudio se realizó entre un grupo reducido de 1,000 adultos españoles, refleja la gravedad del problema.

La necesidad de precaución

Las plataformas de alquiler vacacional suelen cobrar altas comisiones, ya sea a los clientes o a los alojamientos, lo que impulsa a muchas personas a buscar opciones más baratas. El ahorro en el alquiler es un factor importante para los viajeros españoles. Casi un tercio (29%) reconoce estar dispuesto a reservar impulsivamente al ver un precio atractivo. Los estafadores se aprovechan de esta tendencia, ofreciendo lugares a precios más asequibles de lo habitual.

Casi la mitad de los españoles (43%) estarían dispuestos a pagar unas vacaciones directamente mediante transferencia bancaria, donde su dinero no estaría protegido, si eso representara un ahorro. Es fundamental ser cauteloso al realizar pagos en línea y seguir las recomendaciones de las plataformas de alquiler y las autoridades para evitar caer en estafas.

Conclusiones

Las estafas en las plataformas de alquiler vacacional se han convertido en un problema creciente en España. La necesidad de ahorrar en el alquiler y la disposición a tomar riesgos para lograrlo ha hecho que los españoles sean objetivos atractivos para los estafadores. Es fundamental que los viajeros sean cautelosos al realizar reservas y pagos en línea y sigan las recomendaciones de las plataformas y las autoridades para evitar caer en timos. Las plataformas de alquiler también deben tomar medidas para proteger a sus clientes y garantizar que los anuncios sean legítimos.

centro distribución amazon