7 maneras de combatir la inflacción

Como resultado de la inflación, lo que hoy puedes comprar con 100$, dentro de dos años o menos no podrás hacerlo. Por lo tanto, es importante encontrar las estrategias e inversiones adecuadas para protegerse de la inflación.

Hay muchas formas de protegerse de la inflación; un inversionista puede protegerse de la inflación invirtiendo en activos que superan al mercado durante periodos inflacionarios.

Mantener en monitoreo los activos que actúan de cobertura contra la inflación, y luego invertir en ellas cuando vea que la inflación comienza a aumentar en la economía, puede ayudar a que su portafolio prospere cuando la inflación llegue.

Estas son algunas de las mejores formas de protegerse contra la inflación:

1. Oro

El oro a menudo se ha considerado una cobertura contra la inflación. Muchas personas han considerado el oro como una “moneda alternativa”, específicamente en países donde la moneda local está perdiendo valor. Estos países tienden a utilizar oro u otras monedas fuertes cuando su propia moneda se ha ido devaluando. El oro es un activo físico real y tiende a mantener su valor en su mayor parte.

Sin embargo, el oro no es una cobertura perfecta contra la inflación. Cuando aumenta la inflación, los bancos centrales están obligados a aumentar las tasas de interés como parte de la política monetaria.  Mantener un activo como el oro que no paga rendimientos (dividendos o intereses) no es tan beneficioso como mantener a un activo que sí lo hace.

Existen mejores activos en los que invertir para protegerse de la inflación, pero como cualquier portafolio sólido, la diversificación es clave.

2. Materias primas

Es una categoría amplia que incluye granos, metales preciosos, petróleo, gas natural y otros instrumentos financieros. Las materias primas y la inflación tienen una relación única, ya que las materias primas son un indicador de la inflación que está por venir. A medida que aumenta el precio de una materia prima, también lo hace el precio de los productos para los que se utiliza.

Actualmente, es posible invertir en materias primas a través de fondos cotizados en bolsa (ETF). Sin embargo, antes de invertir en materias primas, los inversores deben ser conscientes de que son muy volátiles y se recomienda precaución.

3. Un portafolio de acciones/bonos 60/40

Un portafolio de acciones/bonos 60/40 se considera una combinación segura y tradicional en un portafolio conservador, pero como todas las estrategias de inversión, tiene algunas desventajas. Al compararlo con un portafolio de solo renta variable, un portafolio 60/40 tendrá un menor rendimiento a largo plazo debido a los efectos del interés compuesto.

Es importante tener en cuenta que una portafolio 60/40 te ayudará a protegerte contra la inflación, pero es probable que pierda rendimientos en comparación con un portafolio con un mayor porcentaje de acciones.

4. Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (REIT)

Un REIT, por sus siglas en inglés, son empresas que poseen y operan bienes inmuebles que generan ingresos. Los precios de las propiedades y los ingresos por alquiler tienden a aumentar cuando sube la inflación.

Una de las desventajas de los REIT se debe al pago de impuestos a la propiedad, que pueden representar hasta el 25% de los gastos operativos totales. Si el gobierno decide aumentar los impuestos a la propiedad para compensar su déficit presupuestario, esto reduciría significativamente los flujos de efectivo para los accionistas.

5. S&P 500

Las acciones ofrecen el mayor rendimiento a largo plazo. 

Actualmente, el S&P 500 tiene una alta concentración de empresas de tecnología y servicios de comunicación. Tanto la tecnología como los servicios de comunicación son negocios con poco capital, por lo que, en teoría, deberían ser ganadores de la inflación.

Sin embargo, como cualquier inversión, existen desventajas al invertir en el índice S&P 500. La principal desventaja es que el índice da mayor peso a las empresas con mayor capitalización de mercado, por lo que los precios de las acciones de las empresas más grandes tienen mayor influencia en el índice que una empresa con una capitalización de mercado más baja. Y el S&P 500 no proporciona ninguna exposición a empresas de pequeña capitalización, que históricamente produjeron mayores rendimientos.

6. Bienes raíces

Son ingresos obtenidos por el alquiler de una propiedad. Los bienes raíces funcionan bien con la inflación. Esto se debe a que, a medida que aumenta la inflación, también lo hacen el valor de las propiedades y los precios de alquileres. Las rentas inmobiliarias son una de las mejores formas de proteger un portafolio de inversiones frente a la inflación.

Por otro lado, al invertir en bienes raíces se debe tener en cuenta sus dos principales desventajas. Los altos costos de la transacción de compra-venta (en comparación con la compra de acciones). Y la falta de liquidez que tienen en el mercado, lo que significa que no se pueden vender rápidamente sin una pérdida sustancial de valor.

7. Bitcoin

El bitcoin tiene un concepto muy similar a la del oro, ya que se ha considerado como un activo refugio para protegerse de la inflación, en gran parte influenciado por el aumento de la inflación en las economías avanzadas durante el año 2021.

Para protegerse de la inflación, se debe elegir inversiones que ofrezcan un rendimiento superior a la tasa de inflación actual o, al menos, que la acompañen.

Mantener tu dinero debajo del colchón es uno de los grandes errores que puedes cometer en relación a tus finanzas personales, ya que tu poder adquisitivo se irá reduciendo con el avance de la inflación.

dow jones