Los ERES estallan y amenazan la recuperación

El empleo sufrirá en 2021 mucho más de lo esperado hasta que la pandemia no sea superada lo que no se espera hasta final de año

Uno de los últimos ajustes que se ha conocido es el que ha comenzado ya a negociar con los sindicatos El Corte Inglés, y que podría afectar a 3.000 trabajadores: 2.500 de los centros comerciales y 500 pertenecientes a los servicios corporativos. De confirmarse esta cifra supondría algo más de un 4% de la plantilla, integrada por unos 63.000 trabajadores.

También en el sector minorista no se pudo llegar a un acuerdo finalmente en el ERE de Imaginarium. La cadena juguetera despedirá a 101 trabajadores, apenas medio año después de otro ERE para 105 empleados que acabó en los tribunales. Por su parte, la cadena de perfumerías Douglas anunció a mediados de enero un ERE para 600 trabajadores, aparejado al cierre de un centenar de tiendas. Las negociaciones formales comenzaron hace dos semanas.

También será significativo el ajuste en NH. La hotelera presentó un ERE para unos 700 trabajadores de los servicios centrales. Otra compañía ligada al turismo, como TUI, tiene sobre la mesa un recorte de 180 empleos.

En el sector industrial, Tubacex anunció también en febrero un ERE para 150 trabajadores, que se suma además a un ERTE para otros 650. Más incertidumbre existe sobre qué ocurrirá en Alcoa. La compañía aplicó a finales del año pasado un ajuste para 524 trabajadores, pero fue anulado por la Justicia a la espera de la decisión final del Tribunal Supremo.

En el sector de la alimentación y las bebidas, Heineken anunció un recorte de 8.000 puestos de trabajo en todos sus mercados, y España tampoco escapó del ajuste. La cervecera acordó con los sindicatos la salida de 228 personas  de las diferentes áreas y centros de trabajo que tiene en el país, si bien en todos los casos se llevarán a cabo a través de prejubilaciones.

A ello se suma que Coca-Cola European Partners, la embotelladora de la famosa bebida carbonatada, ha puesto sobre la mesa un ERE para 360 empleados, un 10% de la plantilla en España. A mediados de enero el grupo Pascual logró llegar a un acuerdo con los sindicatos tras reducir la afectación del ERE hasta los 137 trabajadores.

El sector financiero tampoco se libra de los ajustes. Si el año pasado entidades como Banco Santander o Banco Sabadell ya negociaron con los sindicatos recortes significativos, todo parece indicar que el próximo que pasará por caja será BBVA. La entidad que preside Carlos Torres podría llevar a cabo un ajuste de un 10% de la plantilla en España, si bien todavía no se ha sentado a negociar con los sindicatos.

canada empleo