Zoox el coche eléctrico bidireccional de Amazon

Se trata de un vehículo autónomo que servirá como microbus para transportar hasta cuatro ocupantes

El pasado mes de junio, Amazon reveló que se hizo con Zoox por 1.200 millones de dólares. Esta es una empresa de vehículos autónomos destinada a crear pequeños coches de reparto para el gigante de la distribución. Ahora Amazon acaba de desvelar su propio Zoox, un pequeño coche autónomo que ni tiene volante ni parte delantera o trasera.

Como tal, nos referimos a este Zoox de Amazon como un pequeño coche eléctrico y autónomo que en realidad es más un microbús para transportar hasta cuatro ocupantes en entornos urbanos. El habitáculo es como un pequeño vagón en el que los pasajeros se sientan en dos banquetas enfrentadas con unos pequeños interfaces en los laterales.

Este Zoox de Amazon es un coche eléctrico que no tiene pedales ni mando o volante

La principal diferencia con el resto de vehículos, y que lo hace especialmente curioso y atractivo, es que en él no hay mandos, ni pedales, ni volante. Esta misma configuración opuesta y simétrica se sigue en el exterior. La unidad cuenta incluso con numerosos aditamentos exteriores que parecen servir para albergar distintos sensores y dispositivos de lectura.

Los cuales Amazon y Zoox emplearán sobre el sistema de conducción autónoma del vehículo. Este modelo servirá para crear la flota de taxis robotizados que pretende lanzar Zoox. ya que esta compañía no tiene como objetivo desarrollar el software de conducción autónoma, sino los propios vehículos con los que explotar este servicio de transporte de pasajeros.

Zoox Amazon
Este modelo de Zoox y Amazon servirá para crear una flota de taxis robotizados

El Zoox puede moverse ambas direcciones

Hasta ahora habían empleado una pequeña flota de prototipos de desarrollo basados en el Toyota Highlander en sus tests de carretera. Prestando atención a su interior, este Zoox, como coche eléctrico bidireccional de Amazon, es considerablemente alto y permite entrar prácticamente de pie en él.

Un vez dentro, el espacio interior es similar al de un metro o tranvía con asientos anchos. Estos asientos se encuentran en las dos partes del coche, ya que además de no haber conductor con volante, tampoco hay una dirección que puedas decir que es el frente y otra la parte posterior. Por su parte, el vehículo puede moverse en ambas direcciones sin importar cuál de ellas es la principal, consiguiendo una velocidad de 120 kilómetros por hora; su autonomía es de 16 horas con batería de 133 kWh.

Zara trabajadores reubicados