Wallapop se lava las manos tras realizar retenciones inexplicables de dinero a sus clientes

El crecimiento exponencial del mercado online

Cada vez es más común que los españoles se adentren en el mundo digital para realizar sus compras. El mercado online no solo es terreno de nuevos productos, sino también de aquellos de segunda mano. Entre las aplicaciones más reconocidas en este sector se encuentra Wallapop, una plataforma de origen barcelonés que se ha convertido en un punto de referencia para la compra y venta de artículos usados

Cuando se busca «Wallapop» en internet, no es extraño encontrarse con cientos de comentarios, bromas y memes sobre la aplicación. Sin embargo, lo que parece ser un fenómeno igual de común son las quejas de los clientes. Enrique David V. R., un usuario de la plataforma, relata su desafortunada experiencia al intentar realizar una compra. 

Nueva queja de clientes en Wallapop

Incidencias frecuentes sin producto y sin dinero

A pesar de que el cobro fue procesado correctamente por su banco, el servidor de Wallapop presentó fallas y la compra no se registró. En su propia palabras: «Estoy ahora mismo sin dinero en la cuenta y sin el producto que quería comprar. El portal se lava las manos al igual que el banco».

Otro caso destacable es el de Agustín M.P., quien ha estado intentando durante más de 20 días transferir su dinero del monedero de Wallapop a una cuenta bancaria. Agustín manifiesta su insatisfacción con la situación, criticando la aparente falta de atención al cliente y la retención innecesaria de sus fondos. Esta percepción se ve alimentada por la falta de respuesta de Wallapop a sus correos electrónicos, generando un sentimiento de frustración y descontento.

La «Nefasta» política de devoluciones

A las quejas por problemas económicos no resueltos se suman las críticas por la política de devoluciones de la empresa. Un ejemplo es el de Marisa M., quien califica la política de devolución de artículos comprados a tiendas en Wallapop como «nefasta». En su experiencia, compró una colcha nueva a un comercio a través de la aplicación y, al no cumplir con sus expectativas, Wallapop no aceptó la devolución del producto.

Según el abogado fiscalista Carlos de la Sierra, la política de devolución difiere entre artículos nuevos y de segunda mano. Explica que cuando se compra un artículo nuevo, el comprador está amparado por la Ley de Consumidores y Usuarios, lo que no ocurre cuando se realiza una transacción entre particulares, como sucede en Wallapop.

quejas fnac