Todo lo que hay que saber sobre la vivienda asequible incentivada

Un nuevo modelo de implementación en el sector inmobiliario parece ponerse de moda en España gracias al apoyo estatal

Los sectores de vulnerabilidad están recogiendo una gran parte de las demandas en el entorno inmobiliario, generando una tendencia o fuerza orientada de parte del gobierno hacía su población. Por eso, reforzar el acceso a la vivienda es uno de los principios básicos sobre los cuáles se rigen estos fines y determinan ciertas medidas de interacción. El principal, denominado vivienda asequible incentivada, que pone a los propietarios una serie de beneficios fiscales a fin de promover el alquiler en todo sentido.

Aparte del concepto popular de vivienda protegida, El Ejecutivo quiere hacer de la vivienda privada, un modelo de beneficios para aquellos o aquellas que no tengan la capacidad económica en asumir rentas muy altas o al menos a precios comerciales. Para ello se les brinda o suministra una serie de beneficios fiscales a largo plazo, que compensa la renta de los inmuebles y garantiza su influencia sobre los inquilinos sin perder las garantías que el gobierno ha determinado en estos casos.

Estos beneficios fiscales o urbanísticos se elevan o mantienen si se consigue mantener los precios de alquiler de forma reducida, alcanzando en muchos casos descuentos de hasta el 90% en algunos detalles. El primero de ellos hace referencia a la tributación del IRPF, luego se marca el 50% por alquilar la vivienda bajo esta modalidad; también se determina el 70% si se alquila a jóvenes de entre 18 y 35 años o si se marca un contrato con mejoras y/o rehabilitación; y finalmente 90% en caso de suministrarse en zonas de tensión.

precio de vivienda
El factor que más influye en el precio de vivienda

Otros conceptos a estipular y acometer en el sector inmobiliario que dan poder a la vivienda asequible incentivada

Ahora bien, manejar creación de un fondo social de vivienda permite aumentar el parque o demanda de alquileres públicos. y al tiempo va de la mano con las viviendas protegidas. Para el gobierno es relevante que los dueños sepan a qué beneficios se acogen, y que en la medida que vayan ganando terreno sostenerse en el margen al menos por 30 años. Esto es muy positivo para todas las partes y va de la mano con hechos puntuales.

A esto también se suma lo que es conocido como implicación de agentes públicos, también los privados y del denominado tercer sector. Allí se buscan soluciones de problemas en cuanto a oferta de vivienda para tal fin. Habrá que ver cómo reaccione el acumulado de sectores, en donde las comunidades autónomas tienen su margen de influencia y decisión al respecto.