Víctimas de contratos abusivos en tarjetas revolving encuentra nueva vía de reclamación

Una nueva vía de reclamación: El tamaño de la letra

Las tarjetas revolving han sido un tema polémico debido a los altos intereses que suelen cargar a los usuarios. Recientemente, una nueva vía de reclamación ha surgido, centrada en el tamaño de la letra utilizada en los contratos. Según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, un tamaño inferior a 2,5 milímetros puede dar lugar a una declaración de nulidad por abusividad.

Según el despacho Sanahuja Miranda Abogados, la pequeñez de la letra en los contratos podría considerarse un motivo válido para declarar la nulidad de estos documentos. Esta estrategia de reclamación se orienta hacia aquellos clientes que no pueden reclamar por usura, ya que la ley especifica que el tamaño de la letra no puede ser inferior a 2,5 milímetros.

Reclamación de Tarjetas Revolving

Cambios en la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios

Anteriormente, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios no establecía un tamaño mínimo para la letra de los contratos. Sin embargo, la normativa ha evolucionado, estableciendo ahora un mínimo de 2,5 milímetros, incrementando el mínimo anterior de 1,5mm. En el contexto de las tarjetas revolving, esta medida puede ser especialmente relevante. 

A raíz de la reciente sentencia del Tribunal Supremo (258/2023, de 15 de febrero), que establece un estándar de 6 puntos de diferencia para la declaración de usura, la dimensión de la letra en los contratos podría convertirse en un factor determinante en la declaración de nulidad por abusividad.

Beneficios para los consumidores

Según Estel Romero, abogada del mencionado despacho, la consideración del tamaño de la letra como criterio de abusividad, a pesar de no cumplir con la condición de usura, brinda una vía de reclamación extremadamente beneficiosa para los consumidores. Esta puede resultar de particular importancia dada la reciente proliferación de las tarjetas revolving, impulsada por el aumento del euríbor y la inflación.

Este nuevo frente legal subraya la importancia de una mayor transparencia en los contratos de las tarjetas revolving. Es esencial que los consumidores puedan comprender claramente los términos y condiciones a los que se están adhiriendo. En este sentido, el tamaño de la letra juega un papel crucial para asegurar que los usuarios pueden leer y entender completamente los contratos antes de firmarlos.

turismo españa