Venecia vence al aqua alta con su costosa defensa de ingeniería

Se trata de un megaproyecto de ingeniería para salvar a la ciudad de las inundaciones y que recientemente ha sabido ser comprobado de manera eficaz

Una de las noticias que más llamaban la atención estos últimos días es que la ciudad italiana de Venecia preveía para este pasado fin de semana el que era su primer fenómeno de agua alta de la temporada, con un fuerte viento siroco, donde se estimaban que serían de 30-40 km/h.

Esto, además, con un pico de pleamar al mediodía de 125 centímetros, lo que habría provocado la inundación de algunos centímetros de varias áreas de la ciudad incluida la Plaza de San Marcos. Sin embargo, y para gran alivio de los habitantes de la emblemática ciudad, Venecia ha hecho gala de su MOSE, un proyecto de ingeniería que ha resultado tan eficaz como seguro.

Venecia
Las compuertas del MOSE impiden la entrada de agua del mar a la ciudad, activándose por primera vez con éxito durante el temporal de Venecia

El MOSE salva a Venecia de una nueva inundación

Porque durante la semana pasada, Venecia había sufrido ya sus peores inundaciones desde el aó 1966, poniendo otra vez sobre la mesa una gran cuestión: ¿de qué trata el MOSE, el megaproyecto de ingeniería ideado para proteger la histórica ciudad italiana de la subida de la marea?

Como tal, hablamos de MOSE, que es un proyecto faraónico de infraestructura que involucra un enorme financiamiento público e ingeniería compleja y está destinado a aislar Venecia del mar Adriático en caso de mareas superiores a 110 centímetros. El mismo se tardó más de 15 años en construir para proteger Venecia de las cada vez más frecuentes inundaciones.

Las conocidas como aguas altas, donde estos último sábado se levantó por primera vez, haciendo que, por el momento, pueda contener de buena forma el crecimiento de la marea. “Ha salido muy bien. Estamos muy satisfechos. Hoy hemos frenado el mar, que tiene un nivel más alto fuera de la laguna», decía su alcalde. Su coste fue 5.500 millones de euros.

Su coste fue de 5.500 millones de euros

«Hoy celebramos algo histórico”, señalaba Luigi Brugnaro. Con todo, este fenómeno de la ingeniería dio como beneficio un detenimiento eficaz en el crecimiento de la marea, todo pese a que la obra no se encontraba aún completamente terminada hasta diciembre de 2021, pelo de la que ya da muestras de eficacia y tranquiliza a sus promotores.

La orden de levantar el MOSE, el Módulo Experimental Electromecánico, un acrónimo que juega con el nombre en Italiano de Moisés, el profeta que separó las aguas del mar Rojo, la dio la comisaria extraordinaria de la obra, Elisabetta Spitz. La ambiciosa obra, también suscitando críticas y controversias, se puede elevar en 30 minutos y luego desaparecer completamente bajo el agua cuando no está activada, una estructura única en el mundo.

BBVA Bitcoin

Deja un comentario