La UE acuerda tratado con China para paliar separación del Reino Unido

La Unión Europea y el país asiático llegan a un acuerdo histórico en las relaciones de ambas potencias

Los líderes de la Unión Europea (UE) y el presidente de China, Xi Jinping, aprobaron el miércoles un entendimiento de principio sobre un ambicioso acuerdo de inversiones que abriría el enorme mercado chino a las empresas de la Unión Europea, pese a las preocupaciones sobre los derechos laborales y humanos violados por el régimen comunista.

«Hoy, ambos territorios concluyeron las negociaciones sobre un acuerdo de inversión», tuiteó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, después de una videollamada con Xi. «Eurooa tiene el mercado único más grande del mundo», dijo.

Un acuerdo de inversiones que abriría el enorme mercado de China a las empresas europeas

«Estamos abiertos a los negocios, pero estamos apegados a la reciprocidad, la igualdad de condiciones y los valores”, escribió la jefa del ejecutivo europeo. “Para oportunidades comerciales y de negocios más equilibradas”, agregó. Desde Asia, han señalado que esperan que las negociaciones den frutos pronto, puesto que se han hecho «grandes progresos».

Así como que hay un «gran acuerdo que firmar». El acuerdo ampliaría el acceso al mercado chino para inversores europeos en industrias que van desde el automóvil hasta la biotecnología. Además, el pacto abordaría problemas subyacentes en la política económica china y que han subrayados desde Europa y EE UU como competencia desleal.

Desde ayudas de Estado, control estatal de empresas y transferencias de tecnología forzosas. El acuerdo de inversiones entre ambos bloques, que se lleva negociando desde 2014, abriría la puerta a que las empresas europeas pudieran operar en el país asiático, eliminado trabas y limitaciones legales.

Según las proyecciones del Centro de Investigaciones Económicas y Empresariales (CEBR), el país de Xi Jinping se convertirá en 2028 en la mayor economía del planeta, cinco años antes de lo previsto anteriormente, como consecuencia de la «habilidad» con la que el gigante asiático ha gestionado la crisis del coronavirus y el mayor impacto relativo de esta en las grandes economías occidentales.

UE China
La UE es el primer socio comercial de China

Estados Unidos mira con recelo el trato alcanzado

De esta manera, el trato ha sido recibido con bastante menos entusiasmo en Washington, que en plena guerra comercial con Pekín, ve como se China se acerca a los europeos. La nueva administración estadounidense encabezada por Joe Biden se había mostrado partidaria de aumentar la presión sobre China en el ámbito de los derechos humanos.

La Unión Europea es el primer socio comercial de China, que a su vez se convirtió en el tercer trimestre de este año en el primer socio, por delante de Estados Unidos. Para China, sometida a la protección aplicada por los europeos en sus sectores «estratégicos», el acuerdo facilitará su acceso a las telecomunicaciones y las infraestructuras de energía.

BBVA