Ucrania cambia la estrategia de respaldo aéreo para contener los ataques rusos

A través de la tecnología el gobierno ucraniano pretende seguir haciendo frente a los ataques rusos que con el paso de los días ganan en intensidad

Mientras Rusia sigue atendiendo a sus intereses políticos, el estado ucraniano continúa avanzando en las estrategias de custodia que le permiten tener aislado el peligro al menos en instancias masivas. Lo último que se ha sabido es que Volodímir Zelenski ha dado la orden de ampliar la cobertura aérea, con la implementación de la puesta en escena de unos drones que podrían ser la pieza clave en este tema. Hablamos específicamente del dron TB-2, un dispositivo de fabricación turca, ideal para contrarrestar ataques y vencer en puntos determinados la militancia enemiga.

Durante este mes de prueba, Ucrania ha detectado que el dron TB-2 es un arma de primera importancia en su esquema defensivo. Ha derrumbado la posibilidad de llegada de hasta 60 tanques y camiones que se dedican al desplazamiento de militares del gobierno de Putin. Y opera de manera libre; una vez tuvieron luz verde, lejos del alcance de la vigilancia rusa desplegaron sus alas para cumplir con las dos tareas encomendadas, el reconocimiento y apoyo aéreo cercano. Su primera labor es derrumbar las vigilancias aéreas de Rusia, y una vez hecho eso atacan con facilidad los tanques y camiones.

En total son 20 unidades de esta tecnología que Ucrania tiene en su poder. Tecnología que ha adquirido desde el año 2020 y que estaba destinada para distintas labores ajenas a la actualidad. Este dispositivo pesa más de 600 kilos, y despliega una hélices de 12 metros. Es un dron grande, con armamento controlado por infrarrojos, y dispuesto al ataque definido de manera altamente precisa. Estos aparatos además fueron usados ya en la guerra entre Azerbaiyán y Armenia, siendo pieza clave en el triunfo de la primera nación.

Dron TB-2

Estados Unidos apoya a Ucrania con la llegada de 100 drones en los siguientes días de distintas tecnologías para diferentes labores

Por otra parte, el gobierno de los Estados Unidos ha anunciado recientemente que va a apoyar directamente a Ucrania con una inversión destinada a su fortalecimiento aéreo. Para ello han decidido enviar 100 drones Switchblade que cumplen distinta tareas, pero que consideran son importantes en el esquema de defensa para detectar los intrusos, identificarlos y tomar medidas preventivas. Esta estrategia suma hasta el momento una de las inversiones millonarias más densas en la historia, en apoyo militar para la custodia de los nexos políticos entre partes.

A los drones suman además misiles antiaéreos Stinger y antitanques Javelin. Estos nuevos drones kamikaze están divididos en dos secciones, los Switchblade 300 y Switchblade 600, que varían en tamaño la munición cargada. El primero por ejemplo no pasa del medio metro de tamaño llegando a pesar tan solo 2 kilos. Aunque alcanza los 160 km/h, su verdadero objetivo es derribar objetivos de infantería y artillería. Mientras el segundo suma el peso hasta los 55 kilos, disminuyendo su velocidad a 110 km/h, y su objetivo es derribar tanques y demás objetivos con blindaje.