El turrón Suchard bate récords de ventas tras poner freno al catalán

Un boicot infundado por el separatismo para no consumir los turrones de la marca que únicamente ha logrado el efecto contrario

Todo indica que el turrón Suchard crecerá exponencialmente sus ventas y observarán unos números bastante amplios cuando las fiestas navideñas terminen en España. Ya lo está haciendo, de hecho. Esto es debido al mal boicot que se ha generado sobre diferentes usuarios que se han puesto en contra de la marca de turrones y chocolates.

Porque, después de que turrón Suchard haya obviado el catalán en sus envoltorios para estas Navidades, fueron muchos los que se oposieron a ello mostrando un profundo rechazo sobre la firma, que actualmente explora de cerca una de sus temporadas más favorecedoras.

Suchard
Los independentistas han pedido que dejen de consumir productos de Suchard

A los independentistas no les parece bien que el turrón Suchard se rotule únicamente en castellano

Porque los independentistas (o los favorables al idioma catalán por encima de todas las cosas) no les parece bien la última campaña de la empresa, la cual consiste en 12 tabletas personalizadas para regalar a amigos o familiares. Es así que en los envoltorios aparece una dedicatoria para el mejor hijo, profesor hija, equipo o para los mejores abuelos.

El problema para el independentismo es que la campaña sólo está en castellano y ya circulan por las redes sociales mensajes instando a no consumir este producto porque la empresa no ha utilizado el catalán. Otros usuarios dejan claro que no van a comprar ni una tableta de este turrón y dicen:

«Además de ridículo, en castellano. Este año el turrón Suchard que se lo coma otro», comentaban en las redes. Una acción que se suma a tantas otras de los dos frentes lingüisticos, donde desde hace unos meses esta parte el separatismo ha redoblado sus esfuerzos por señalar, perseguir y boicotear al castellano.

Piden a la marca Suchard que rectifique

Decenas de tuiteros han apoyado a los diferentes usuarios que han mostrado su descontento con la empresa de turrón Suchard, en la cual han pedido a todas las personas afines al independentismo catalán que dejen de consumir productos de la marca Suchard.

Además, han pedido a la marca que rectifique y saque una rotulación de sus productos en catalán para que los separatistas se sientan cómodos cuando compren los turrones. Ahora es Suchard pero hace unos días fue una pizzería del centro de Barcelona cuyos empleados atendían a los clientes en castellano. Los separatistas recibieron el apoyo de Plataforma per la Llengua. Un boicot que se ha vuelto en su contra después de que las ventas arrasaran en las últimas horas.

digitalización