El truco Vodafone para clavarte una factura de 70 euros

Estamos en un momento de tanta competitividad en el sector de las telecomunicaciones que algunas empresas se aprovechan. Lo que se conoce como truco Vodafone es algo que dejó a un cliente totalmente perplejo. Todo arranca con la fibra de Vodafone, que se denomina en la promoción autoinstalable. Un chollo para aquellos clientes que no les gusta que vaya gente a su domicilio.

La palabra auntoinstalable deja claro que se trata de un producto que se instala solo. Es decir, si en un edificio está la fibra correctamente instalada, basta que el cliente solicite el servicio para que él mismo lo sepa instalar. Sin embargo, en Vodafone piensan de forma diferente.

Vodafone
El precio del nuevo iPhone 12 dista mucho entre los clientes nuevos de Vodafone y los más longevos

Fibra autoinstalable, truco Vodafone

Pues nada más lejos de la realidad. Porque aunque ponga Fibra autoinstalable, en realidad necesita de la ayuda de la empresa para poder dejar todos los detalles bien atados. Un truco Vodafone. Es difícil de entender entonces los motivos de ese apelativo en la oferta que se hace pública.

Pero en 2020 la tecnología está tan desarrollada que la diferencia debe hacerse con agresivas campañas de publicidad. No queda bien decir que se tiene fibra, porque fibra ofrecen todos. Pero decir fibra autoinstalable sí que puede hacer que muchos clientes se muevan por esa promoción.

Fibra de Vodafone deja 70 euros de factura

Esto es lo que ocurre en la realidad cuando se contrata el servicio de fibra autoinstalable de Vodafone. Se presenta un técnico en el domicilio del cliente que acude, sin previo aviso, simplemente diciendo que viene a instalar la fibra. Y tras hacerlo se marcha, agradeciendo la atención.

La sorpresa llega en modo factura, cuando Vodafone te cobra 70 euros por enviar a un técnico. Un técnico que no pidieron los clientes. Un técnico que viene a instalar una fibra que en el anuncio se autodefine como fibra autoinstalable de Vodafone. En resumen, una estafa más de la publicidad agresiva.

digitalización