Trabajadores españoles los menos ambiciosos frente a la ola de aumentos salariales

Debido a la crísis y al aumento de los precios en el costo de vida muchas integraciones laborales han decidido pararse en un concepto que aunque no convenga desde lo económico ayuda a conservar un puesto

La inflación no para de incrementar en los países occidentales como consecuencia principal de la tensión vivida en Ucrania a propósito de la guerra alzada por Rusia al territorio vecino. La ausencia de la alta demanda en el petróleo, sumado a la ausencia de oportunidades de empleo ha derivado en el concepto de estanflación, que ha llevado a algunos territorios a alzarse en peticiones un tanto densas. Una de ellas es la exigencia o petición de aumento de los salarios, que al menos en esta zona es la de menor impacto.

Existen dos grupos sobre los cuáles se ubica la población laboral, una que es la que solicita formalmente un aumento en pro de solventar la elevación de los precios de la canasta familiar, y la otra que es mantenerse en los mismos niveles evitando un despido. España pertenece a la segunda, y lo hace porque entiende que los niveles de desempleo están creciendo de manera alarmante. Solo un 20% de las personas consultadas han manifestado tener intensiones de peticiones similares, que es mucho menos en comparación con Francia, un 33%, Italia con un 30%, y Estados Unidos que llega al 40%.

La encuesta fue alzada por 18 diferentes naciones y contó con 20.000 distintas opiniones. De cualquier manera, la población afectada está enterada de lo que se está viviendo y tiene indicios de lo que probablemente pueda acontecer. Se ha dejado ver muy molesta ante la ola de crecimientos de los precios, y sabe que incluso se puede estirar la brecha aún más en los siguientes meses. Este tema al tiempo sacude a la banca internacional, que ya ha advertido que de recurrir al cumplimiento de los aumentos en sectores industriales, eso va a estirar la capacidad de pago y por ende, los precios tendrán que re ajustarse una vez más.

Mercadona Eroski
El gobierno implementa estrategias para garantizar empleo a más españoles cada vez

Los sectores de trabajadores que piden los aumentos lo piden de forma controlada

De cualquier manera este fenómeno no es un tema salido de los cabellos. Los grupos consultados ha afirmado que se van a mantener bajo los estrictos efectos de la economía y sus aumentos porcentuales. Es decir, al menos en España ninguna de las consultas ha encontrado cifras estiradas, todo lo contrario, no se supera la exigencia por encima del 5%, que es menor a lo encontrado en las elevaciones de la inflación que llega al 7,4%.

El 43% ha dicho que estará bajo márgenes del 2,1% y el 5%, mientras solo el 12% ha manifestado se situarán en un 10%. Habrá que ver cuál es la decisión final del gremio empresarial, pues está siendo analizado con el gobierno de España de qué manera se va a intervenir a lo que ellos consideran el foco especial de atención de la actualidad.

Rebus Sic Stantibus