Todo lo que hay que saber para sacar chispas a Gmail

Aprender a usar de manera correcta y completa uno de los servidores de correo electrónico más importantes de la red es toda una virtud que todos merecen tener a mano

Gmail es el proveedor de correo electrónico oficial de Google y por ende uno de los más usados y abarcados de todo el mundo. Sin embargo, no siempre tener claridad acerca de su servicio nos permite tener el conocimiento de su uso más global, de manera que es el momento de empezar a profundizar en ese hecho y completar la visual de lo que se pretende nos puede entregar a final de cuentas. Hay cerca de 33 cosas que no saben que tal vez pueda mejorar inclusive la productividad y vamos a ello.

Lo primero que se puede hacer es elegir un diseño de la bandeja de entrada, y salir de lo plano y rutinario que nos da la versión estándar. Para poder hacerlo en la turca de ajustes aparecerá un menú de Ajustes Rápidos que va a ser el que elegiremos. Luego hay Densidad, Tipo de bandeja de entrada, panel de lectura, y conversaciones. Allí podemos agrandar o volver más chicos los íconos, cambiar la bandeja de entrada de diseño, dividir la pantalla para enfocar de un lado los correos y en el otro el contenido, o agrupar los correos que compartan contenido.

De ahí en más está la función de cambiar de tema. Esto le dará una nueva cara a tu correo, y se ajusta en el mismo bloque que el anterior; hay muchos predeterminados, pero si ninguno gusta se pueden descargar muchos más. Marcar los correos destacados es otra función que da un plus de visualización a los correos en sí. Se usa con una estrella, y resaltan de los demás en todo instante. Poner etiquetas a los correos cuando se quiere dividirlos en grupos concretos. Para hacerlo hacemos el mismo proceso de ir a los ajustes, luego etiquetas, se elige la que se vaya a emplear y si ninguna gusta se pueden crear muchas más.

gmail editar documentos office
Gmail sigue creciendo y tiene múltiples funciones a las qué acceder

La inducción no para, Gmail tiene muchas cosas más por mostrar

Bloquear usuarios es otra de las cosas que suelen acaparar atención. Pasa que siempre hay algo que no queremos ver o nos queremos librar de alguien molesto. Para eso debemos entrar al correo que nos ha enviado, y en las opciones de la derecha al lado de responder, aparece la opción más, y ahí luego pulsamos en bloquear. Seguido de esto, ya que hemos creado pestañas o etiquetas podemos seleccionar un correo, y en las opciones dirigirnos a la opción mover a, y de ahí seleccionar el lugar al que queremos que se vaya.

Programar el envío de un correo es posible, ya sea porque el tiempo no nos da, o porque necesitamos que llegue a una hora concreta. Para ello vamos a la opción al lado de enviar, y le damos programar; elegimos hora y fecha y ya está. Cancelar un correo enviado es vital para tener margen. Pasa que se envía algo a la persona que no es o simplemente se arrepienten de ello. Por eso lo que vamos a hacer es lo siguiente: Como el correo no se envía de inmediato se puede pulsar en el botón de deshacer y luego cancelar para evitar ese problema. Estas son tan solo algunas opciones, pero se sabe existen muchísimas más.