El timo de la visita del Papa a Valencia

La visita del anterior Pontífice Benedicto XVI a Valencia en el año 2006 generó gastos millonarios al erario público

El actual gobierno de la Generalitat valenciana ha elaborado una auditoría sobre los gastos de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, que se sentará en el banquillo como partícipe a título lucrativo. Esto viene de cuando se organizó en 2006 la visita del papa Benedicto XVI a Valencia.

Donde, como se explica por parte de la Generalitat, supuestamente amañó para la trama Gürtel el contrato de 7,5 millones de megafonía y pantallas gigantes para el seguimiento del Pontífice. Sólo el tiempo y varias investigaciones judiciales han permitido tirar del hilo y aproximarse a la cifra real que el erario invirtió en el evento religioso.

La visita del papa Benedicto XVI a Valencia costó al erario público 20,3 millones de euros

Esto para conmemorar el V Encuentro mundial de las familias, presidido por Benedicto XVI y que dista mucho de los 20.000 euros reconocidos oficialmente en sucesivas respuestas parlamentarias de los vicepresidentes del Consell, Víctor Campos primero y Vicente Rambla después, al diputado del PSPV, José Camarasa, entonces en la oposición.

La Generalitat sólo admitía haber destinado a la visita del papa la aportación inicial de 10.000 euros que se ingresaron para crear la Fundación V encuentro mundial de las familias (Fvemf) junto al Arzobispado, el Ayuntamiento y la Diputación de València, como explicaron en un comunicado.

Desde Presidencia de la Generalitat únicamente añadían a esta cantidad inicial otros 9.969,6 euros abonados a la agencia de viajes de un centro comercial. Así, se ha podido contabilizar que la visita del papa Benedicto XVI a Valencia costó al erario público un mínimo de 20,3 millones de euros.

Papa
La visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 generó gastos millonarios

Una factura resultante de sumar los gastos invertidos para engalanar la ciudad a través de empresas públicas

Esta es una factura resultante de sumar los gastos invertidos para engalanar la ciudad a través de diversas empresa públicas. Es el caso de Vaersa (750.011 euros), los 14,3 millones gastados por Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) para retransmitir los actos organizados el fin de semana del 7, 8 y 9 de julio, o la Cacsa (Ciudad de las Artes y las Ciencias SA).

Quien, esta última, inyectó un total de 194.456,83 euros en el centro de prensa del V encuentro mundial de las familias, entre otros. Los auditores constatan desembolsos significativos, como que el altar para Benedicto XVI tuvo un coste de 1.568.609,48 euros. El suministro y mantenimiento de los más de 6.800 urinarios distribuidos para el evento ascendió a 3.173.470,63 euros, mientras que los servicios de alojamiento hotelero supusieron un gasto de 1.709.609,46 euros

BBVA Bitcoin