Thermomix hinca la rodilla con Lidl

La sentencia a la demanda contra el grupo de supermercados ha finalizado con la exposición del ente de control sobre la propagación de un elemento de cocina que incumplía aparentemente con ciertas normativas

Se sigue librando una dura batalla entre Vorwerk & Co y Lidl (Thermomix) por la patente de uno de sus electrodomésticos estrella, el Monsieur Cousine Connect. Esta batalla que ha llegado a instancias comerciales limitada a la compañía de exposición de productos a vender, comercializar y expandir este elemento por razones de patente y que según ellos han violado las leyes que regulan este hecho en el mundo. Un caso grueso y que recorre el entorno con el único fin de establecer medidas bastante amplias para garantizar el libre derecho al comercio.

El Monsieur Cousine Connect tuvo que retirar todas sus unidades hace exactamente un año, hasta que la sentencia ha salido a flote. La lucha legal inició en 2019 y acabó hace poco con la retirada de la penalización al encontrarse ciertas inconsistencias argumentativas por parte de los demandantes y sus efectos legales. Lo que le da libertad de nuevo a la compañía de abrirse paso en ese escenario a través del cual se busca tener una mejor empatía con los compradores.

Las razones han sido las siguientes: la solicitud no dispone de actividad inventiva, también porque Vorwerk amplió de forma ilegítima la protección en el curso de la tramitación de la patente. Eso le quita validez a la patente misma y le da paso a que otras compañías como en este caso Lidl abra mercado con su electrodoméstico sin problema alguno. De paso la organización cree conveniente eliminar los recursos de apelación, ya que la inconsistencia es ardua y muy llamativa como para continuar su cause.

Thermomix de Lild, el producto que aparece en el ojo del huracán

Todo dispuesto para que Lidl siga su cause habitual de comercialización del producto

Si bien ya expuesto lo anterior la contraparte quiso enfocarse en otro modelo como las tapas o la detención del aparato, finalmente se ha retirado la denuncia y se ha promovido la continuidad de la actividad comercial. Y es que la restricción era masiva, ya que se había obligado a retirar el elemento de la canasta, y hasta se había restringido su paso de exportación.

Desde luego que hay una instancia en la cual las partes podrán ejecutar o interponer recursos de casación y por infracción procesal, que no son del todo claros por los puntos detallados del revisor legal. Así pues Lidl sigue ganando enteros en el mercado, y se apunta un éxito más que le garantiza seguir pegado de sus chances en un aspecto bastante útil y rentable.

Líneas de ensamblaje en España