Empresa textil Fuente Álamo de Murcia clausurada por prácticas esclavistas

El empresario y sus dos hijos, que han sido detenidos, se vieron sorprendidos por la intervención de la Policía Nacional

Una Inspección de Trabajo ha descubierto que la empresa textil Fuente Álamo de Murcia estaba desarrollando prácticas esclavistas con los empleados. Es por eso que acudieron con la Policía para desarticular el entramado que estaba explotando laboralmente a los trabajadores.

Unos trabajadores que eran, en su mayoría, inmigrantes en situación irregular. Los responsables de tener esclavizados a los empleados eran un padre y dos hijos, quienes compraban ropa usada para ponerla posteriormente en venta y distribuirla a países africanos.

Fuente Álamo
Un padre y sus dos hijos han sido detenidos

El esclavista pidió a los trabajadores que huyeran

En el momento en el que la Policía Nacional y la Inspección de Trabajo llegó a la empresa textil Fuente Álamo de Murcia, el propietario de la empresa comenzó a gritar para que los trabajadores esclavizados se escondieran. Algo que muchos de ellos consiguieron.

Durante 15 minutos, el empresario se encerró en una nave, los trabajadores saltaron una valla exterior y otros tantos se encerraron en un zulo diseñado para estas situaciones. Un zulo que quedó completamente taponado con carros de ropa muy pesados.

Empleados de Fuente Álamo esclavizados por dos euros la hora

Asimismo, tras la intervención policial que se saldó con el empresario y sus dos hijos detenidos, también hemos conocido las condiciones de trabajo. Y es que los ciudadanos extranjeros en situación irregular eran obligados a trabajar largas jornadas sin contrato ni seguridad.

Algo que ya generó problemas, pues uno de ellos sufrió un accidente y no recibió asistencia sanitaria en Fuente Álamo. Del mismo modo, también hemos conocido que el salario que recibía era de dos euros a la hora, por lo que la remuneración total al final del mes era muy pobre para el trabajo realizado.

Amazon