Tecnología soviética protege a Ucrania de ataques aéreos

El apoyo de varias naciones miembros de la OTAN favorece el escudo que le brindan a la nación afectada por el gobierno ruso y su denso ejército

En medio de la avanzada rusa sobre el territorio ucraniano, los índices de ataques y sobre todo de víctimas fatales ha resultado ser un indicador a estudiar por parte de ciertos organismos de la OTAN. Motivo por el cual algunos referentes han decidido incursionar con apoyos sistemáticos mucho más avanzados; como es el caso del gobierno eslovaco, que ha decidido enviar apoyo con el sistema de defensa aérea S-300, que no es otra cosa que un artefacto diseñado para derribar espionajes o atacantes aéreos que están en su poder.

Si bien Rusia de momento no ha explorado en la medida que se creía el aire, si está analizando su poder para ejecutar ciertas medidas en esa ruta. Por lo que tras un análisis consciente de la situación, y viendo los desastres que dejan a su paso la cantidad de misiles que lanzan sobre toda la frontera y la capital, deberían ser los esquemas de defensa para evitar mayores desmanes. Eslovaquia lo hace porque es junto a Grecia y Bulgaria los únicos países con esa tecnología en su poder, y ya que está trabajando en conjunto para mitigar el problema político, busca ayudar en su medida.

A ellos se han unido Alemania y Países Bajos que bajo otro modelo quieren realizar su aporte. El sistema antiaéreo Patriot es un sistema que engrosará el sistema defensivo con otras tecnologías mucho más afines a su visión del tema. En total serán 5, que en apoyo con la resistencia ucraniana buscan tener efecto. Pero en concreto los S-300 son sistemas que fueron usados a principios de los años 60 en pleno auge de la guerra fría. Hoy sigue siendo uno de los mejores escudos aéreos jamás creados, aunque Rusia como promotor conoce perfectamente a lo que se enfrentan.

Sistema antimisiles ruso S-300
Sistema antimisiles S-300 eslovaco pretende cerrar el escudo a los ataques rusos

El poder de estos sistemas de defensa soviética que promete dar ayuda a Ucrania es impresionante

Con todo lo que se pueda emitir de ellos, se conoce que funcionan bajo 4 pilares: los radares encargados de vigilancia, radares de seguimiento, un puesto de mando y el lanzador de los misiles, que en teoría acarrea hasta 4 unidades al tiempo para mejorar su eficiencia y eficacia. En concreto este modelo eslovaco tiene una particularidad, y es que extiende su radar de vigilancia hasta los 300 kilómetros de cobertura.

Por otro lado el sistema de seguimiento, llega a los 200 kilómetros, que es el utilizado para el guiado de los misiles. Eso qué quiere decir, que una vez detectada la amenaza y reconocida es capaz de operar de manera automática o manual, hasta descomponer el mismo con sus sistema de eliminación. En cuanto al misil 5V55R alcanza los 75 kilómetros de cobertura, con una velocidad máxima alcanzada de 1.900 km/segundo. Además, han decidido apoyar con más armamento, enfocado a imponer un escudo militar robusto.