Tarifa mini de Spotify potencia las fiestas ilegales

Lo que que han decidido es coger las tarifas diarias y semanales y encogerlas en el precio para intentar captar a nuevos usuarios

Spotify se pasa a la tarifa mini. Y es que en un intento por acercarse aún más a su público joven y ofrecer una mejor garantía de uso, la app de música en streaming tiene ahora en mente lanzar planes mini con los que hacer su servicio más accesible para aquellos que lo necesiten por periodos de tiempo inferiores al mes.

Por tanto, y lo que propone Spotify, es una suscripción premium adaptada a las necesidades de cada usuario. De esta forma, ellos ingresan dinero y nosotros nos libramos de la publicidad de la aplicación, todo ello mediante la nueva manera de operar, su tarifa mini.

La tarifa mini de Spotify como una suscripción premium adaptada a los usuarios

De esta forma, Spotify ya ha dado el primer paso para hacer realidad a escala global la tarifa mini en países como India. Allí, la app ofrece desde ya suscripciones por un día a un coste de 8 céntimos de euro, o suscripción semanal por 28 céntimos de euro. Aquí, de momento, se baraja que llegue al euro, pero no es definitivo.

Estos planes, por su parte, tienen ciertas peculiaridades. Por ejemplo, solo permiten el uso desde un dispositivo y este debe ser un smartphone. No puede utilizarse desde una app de escritorio o la versión web. En el apartado de descargas, la tarifa mini posibilitan la descarga únicamente de 30 canciones.

Spotify tarifa mini
Este tipo de tarifa mini de Spotify muestra numerosas diferencias con la versión completa premium

Se tratan de tarifas de Spotify que poque podemos contratar por uno o siete días

Mientras que en el individual genérico pueden bajarse hasta 10.000 por dispositivos… y así hata otras varias diferencias. Sin embargo, y ante la noticia, algunos han querido aprovechar a su modo este lanzamiento de Spotify para obviar que pueden ser fuentes de potenciales fiestas, sobre todo porque se trataría de planes diarios.

Así las cosas, lo que han decidido desde Spotify es coger las tarifas diarias y semanales que ya tenían y encogerlas en el precio para intentar captar a una nueva clase de usuarios. Al fin y al cabo se trata de tarifas que podemos contratar por uno o siete días y que reducen las opciones a la hora de escuchar música en ciertos dispositivos, o de llevar temas offline almacenados en nuestro smartphone.

Zara trabajadores reubicados