Spotify lanza versión renovada de su interfaz para vehículos

La compañía ha decidido implementar mejoras, eliminando problemas habituales que atentaban con el desempeño de la aplicación reflejada en las pantallas de los coches

Car View es a día de hoy la versión para coches que Spotify le vende al mundo, una versión que si bien lleva un tiempo en el mercado, ha sido acusada por la crítica de ser poco intuitiva y demasiado densa para algo tan simple como es reproducir canciones por preferencias personales. Esa reflexión ha incentivado a los desarrolladores a profundizar, llegando a la firme convicción de la necesidad en dar un giro de tuercas que en este preciso instante está en testeo de su versión Beta.

La nueva interfaz recibe por nombre Car Mode, y aunque el lavado de cara ha sido sutil, si han podido comprobar en la dinámica de prueba error que muchos de sus inconvenientes están resueltos. Cabe recordar que Spotify es la aplicación más demandada en el planeta para la reproducción vía streamig, y una de las que posee la carpeta más densa de exposición para poder suplir todo tipo de requerimientos; desde música, podcast y audiolibros. Siguiendo esa línea el coche toma una relevancia superlativa, ya que en la actualidad basta con conectar el dispositivo vía bluetooth para que la duplicación de pantalla lleve a los usuarios a vivir una experiencia distinta.

De nuevo esto entra a operar, con solo conectarlo se refleja este nuevo concepto, y deja ver el nuevo mundo a exponer. Se trata de una interfaz en teoría más simple y práctica, con botones visiblemente más grandes, y el remplazo de la lupa para efectos de comodidad usando a partir de ahora comandos por voz. Su orientación no varía, con el Inicio, Buscar y Tu Biblioteca intactos. Donde viene el cambio es en el motor de búsqueda, que ahora estará siendo mucho más orientativo con cada preferencia siguiendo líneas de inteligencia más depuradas.

Spotify Car View
Spotify Car View

Los cambios al detalle en materia visual que Spotify quiere que todos conozcan

Con las secciones tocadas, el turno es ahora para la reproducción como tal. La vista del reproductor está menos cargada, dejando a la vista solo las opciones necesarias, y simplificando la puesta en marcha para que el conductor mantenga sus ojos pegados en la vía que transita. Eso ¿Qué quiere decir?, que ahora es mucho más simple buscar música y reproducirla, más allá que la versión siga pasando los filtros necesarios para su homologación.

Sportify con esto amplía el concepto de compromiso con sus usuarios, que le representan ventas multimillonarias y dividendos por derechos de autor a todos los exponentes del arte en el mundo. Por el momento no se descarta que salgan muchos más avances al respecto, dejando eso sí abierta la posibilidad a explorar una de las Apps más demandadas en profundidad del planeta.