Ser socio de Eroski es un agujero sin fondo

Los malos tiempos para la cadena de supermercados acentúan aún más la crisis de los socios que no ven ninguna salida

En el ejercicio 2019, Eroski redujo 263 millones de euros su deuda financiera, alcanzando desde 2010 una reducción de deuda de cerca de 1.900 millones de euros. Todo un hito para la cooperativa vasca que pensaba ver la luz al final del túnel en una década en la que ha necesitado llegar a acuerdos con la banca hasta en tres ocasiones.

Pero todo tiene un precio. Y Eroski está pagando por él cayendo en el olvido en algunos lugares como Madrid o perdiendo relevancia en su propia casa, el País Vasco. Eroski es considerado un supermercado regional; sin embargo, por su expansión a lo largo del territorio español desde hace años su cuota de mercado es la de una compañía nacional.

El elevado peso del endeudamiento le pasa factura a Eroski y a sus socios-trabajadores

Y es que hubo un tiempo en el que el consumo crecía con fuerza en España y nadie tenía miedo a endeudarse y a acometer operaciones muy por encima a veces de sus posibilidades. Parecía que el dinero fluía, que nunca se agotaba. Pero pasó, y hay compañías que están pagando muy caros los errores y excesos de entonces.

El ejemplo más claro en el mundo de la alimentación, la distribución y el gran consumo es el de Eroski, una empresa de la cooperativa Mondragón. Uno de los principales problemas con los que se ha enfrentado la empresa es el elevado peso de su endeudamiento financiero.

Lo cual ha llevado a elección entre el grupo de una refinanciación de esta pero, obviamente, sin apenas beneficios. Esto es debido a que la deuda es tan grande que lo que entra nunca deja un respiro a los de Eroski. Por tanto, ahora se ven abocados a continuar con esta línea debido a que no encuentran más salidas que puedan ayudar a sus socios trabajadores.

Eroski
Los socios-trabajadores de Eroski se encuentran en tiempos muy convulsos por la situación económica de la cadena vasca

Los trabajadores de la cooperativa de Eroski no recibirán dividendos hasta 2024

Los mismos, y formando una cooperativa, se ven en que seguir apostando por la cadena de supermercados (y el resto del grupo lo conce) es, actualmente, hacerlo hacia un agujero sin fondo. En esas, los malos tiempos para los cooperativistas se alargan, ahora todavía más.

Porque los que forman esta sociedad cooperativa, que son más de 9.000 socios-trabajadores han visto que no recibirán dividendos hasta 2024, según el acuerdo de refinanciación del grupo firmado con los bancos acreedores. Una situación que deja en la estacada a todos ellos porque ven que no hay mucho más que rascar al respecto. Para el Grupo Mondragón, Eroski actualmente es una losa; la única alterna es la de afrontar una posible alianza con los supermercados BM, también vascos.

Bitcoin IRPF