Situación crítica de ACS exige compensaciones para mantener el empleo

La pandemia ha terminado de ahogar a las diferentes constructoras que piden ahora nuevas medidas en búsqueda de proyectos a financiar

Si bien la pandemia del covid ha afectado en prácticamente todos los sectores, los que estaban más desnutridos han llegado al límite más extenuado, y lo peor es que no se ven soluciones a poca vista. Es lo que ocurre con el sector de la construcción, entre ellas de ACS, empresa constructora de la que es dueño Florentino Pérez.

Porque si bien los presupuestos de obras experimentaron su mayor caída en la primera parte del confinamiento, alargándose hasta los meses de mayo y junio, bajando a los 910M€, una buena recuperación momentánea les hizo recuperar la confianza… pero por tiempo. Esto es debido a los efectos del coronavirus en el sector de la construcción.

Los presupuestos para obras como el de ACS han notado una caída considerable

De acuerdo con las conclusiones de los difernetes análisis, los presupuestos para obras y proyectos han notado una caída respecto a los presupuestos que se dieron en los meses anteriores, pasando de 3.079M€ a 2.750M€, siendo el momento de parón casi total de actividad, la que fue la primera quincena de abril, el momento que más cae la financiación.

Es por esto que diversas empresas de la construcción, como ACS u OHL, se han aupado para exigir mejores condiciones y, lo que es más importante: nuevas medidas económicas para reforzar sus proyectos dE los que en muchos casos, las compañeras de ACS, entre otras, muestran una complicada curva que no se logra subir.

Allí, la situación del ladrillo nacional ya era algo complicada antes de que estallara la pandemia. En febrero de 2020, 12 empresas del sector de la construcción habían caído en situaciones que bordeaban la quiebra, en la cual se hacen ver que no pasaban ni de lejos por un momento de recuperación.

ACS
Los impagos a empresas como ACS han crecido un 6% de media

Las empresas se ven afectadas por el aplazamiento de proyectos

En este escenario, se dio a conocer desde Andimac, que es la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción, que los impagos a las empresas del sector por parte de sus clientes han crecido un 6% de media. Pese a ello, las aseguradoras han reducido ya un 30% de media el riesgo que respaldan en el sector.

Estos explican que el sector de la construcción afrontaba antes del brote de coronavirus un aumento del riesgo crediticio, principalmente para las empresas de menor tamaño, pero que, debido a la recesión en curso, las empresas se ven afectadas por el aplazamiento de proyectos y la reducción del volumen de pedidos, especialmente en los segmentos de obra pública y construcción residencial. Al mismo tiempo, también se prevé que los retrasos en los pagos y las insolvencias vuelvan a aumentar.

Feria virtual pisos

Deja un comentario