Sectores afectados por el cambio de jornada laboral durante las olas de calor

Adaptándose al Cambio Climático: Un Nuevo Enfoque para la Seguridad en el Trabajo

El cambio climático es una realidad que cada vez afecta más a nuestra vida cotidiana. Para adaptarse a este nuevo contexto, el Gobierno ha aprobado una serie de medidas que restringirán la jornada laboral de ciertos sectores en caso de olas de calor extremas. Este jueves, en un Consejo de Ministros extraordinario, se ha decidido modificar el reglamento de prevención de riesgos laborales

El objetivo es establecer medidas concretas que permitan adaptar el mercado laboral al cambio climático, según ha explicado la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La decisión surge a raíz de incidentes trágicos, como el de un trabajador de la limpieza viaria que falleció durante su jornada laboral a causa del calor extremo. Ahora, el Gobierno intenta determinar de la mejor manera posible cuándo se puede y cuándo no trabajar en el exterior ante un aumento de las temperaturas.

Cambios en la jornada laboral por olas de calor

¿Qué Cambios se Implementarán?

La intención del Gobierno es que tanto empresas como trabajadores tengan claro a qué atenerse en caso de una ola de calor. Hasta ahora, el reglamento especifica las temperaturas en interiores, pero no en exteriores. Con la nueva regulación, se definirá cómo actuar cuando la AEMET declare un aviso naranja o rojo por altas temperaturas, o en caso de fenómenos climatológicos adversos.

El primero, en caso de calor extremo, se evitará que ciertas tareas se desarrollen a determinadas horas del día. Por ejemplo, un jardinero no podrá barrer a mediodía, pero sí podrá regar. El segundo, cuando la AEMET emita avisos rojos o naranjas, las empresas deberán reducir la jornada laboral de los trabajadores o, en su caso, redistribuir la jornada. Esta práctica ya se aplica en la construcción, donde la jornada intensiva se lleva a cabo del 11 de junio a mediados de septiembre, recuperándose las horas en invierno.

¿Qué sectores se verán afectados?

Los cambios afectarán a los trabajos que se desarrollan en un ámbito al aire libre y que sobretodo en verano, implican una cierta dificultad debido a las altas temperaturas. Entre los sectores afectados estarán la agricultura, la construcción, la obra pública, la hostelería, la limpieza viaria y los invernaderos. 

También se verán afectados los jardineros, los trabajadores de mensajería, los repartidores de comida a domicilio o los carteros. Incluso podrían verse afectados trabajadores del sector turístico, como guías o animadores. Además, se modificará la norma para los trabajadores que, trabajando en interiores, se ven sometidos a altas temperaturas, como los que trabajan en hornos o cocinas, soldadores, trabajadores de altos hornos o peluqueros.

turistas laborales