La sanidad detecta gran oposición a vacunarse con AstraZeneca

Que ciertos países detengan la vacunación y España no, hace que el ciudadano sea propenso a no vacunarse cuando se le ofrece esa vacuna

Hay muchas dudas sobre el proceso de vacunación contra el Covid-19 en Europa. Distintos e importantes expertos han subrayado en los últimos días que va muy lento, que no está convenientemente gestionado y que adolece de un problema fundamental: la escasez de vacunas. A este ritmo, avisan, el verano puede darse por perdido, al tiempo que advierten de que la recuperación económica será menos rápida en la Unión Europea (UE) que en otras zonas del mundo -como EEUU-, especialmente en aquellos países del Sur dependientes del turismo, entre los cuales está España.

Estas dudas se han acrecentado esta semana por un problema añadido que preocupa a los analistas: la suspensión del uso de la vacuna de AstraZeneca, o de alguno de los lotes de la misma, en distintos países. Dinamarca, Noruega, Islandia, Tailandia, Rumanía o Bulgaria han suspendido las inoculaciones con la vacuna de la compañía con sede en Reino Unido, mientras que otros tantos países (Australia, Estonia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Italia o España) han dejado de usar algunos lotes de la misma por diversos problemas, que van desde el fallecimiento de los vacunados hasta la aparición de trombos. En nuestro país, este viernes se conoció que Andalucía ha inmovilizado la partida de vacunas de la compañía vinculada con la generación de estos trombos.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA), mientras tanto, hace lo posible por frenar la cascada de malas noticias dando su apoyo a la vacuna, desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford, y recomendando que siga administrándose. El comité de seguridad de la EMA está revisando el asunto, pero ha dicho que actualmente no hay pruebas de que la vacunación haya causado coágulos de sangre, insistiendo en que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna.

A los expertos no les gusta lo que está ocurriendo con AstraZeneca, un problema añadido al ya de por sí lento y deficitario proceso de vacunación en Europa

Pese a todo, a los expertos no les gusta este dolor de cabeza añadido al ya de por sí lento y deficitario proceso de vacunación en Europa y, aunque inciden en el hecho de que las suspensiones relacionadas con la vacuna de AstraZeneca serán temporales, entienden que no es algo positivo, ni por las dudas que genera en torno a una vacuna que, desde el principio, ha sido muy polémica, ni por los problemas adicionales que supone en el suministro de vacunas en Europa.

«La preocupación en la zona euro es que estos titulares negativos de AstraZeneca puedan provocar cierta indecisión a la hora de vacunarse«, advierte Edward Moya, analista de Oanda. Ante esto, cree que es «importante que la Unión Europea se asegure rápidamente otras vacunas». Moya avisa de que las perspectivas económicas de Europa se verán afectadas hasta que las vacunas contra el Covid están disponibles, «lo que probablemente retrasará las expectativas de que Europa pueda alcanzar la inmunidad colectiva».

Desde CMC Markets reconocen que los contratiempos en el despliegue de la vacuna de AstraZeneca «podrían influir en el sentimiento general», a lo que hay que añadir que la compañía no cumplirá su objetivo de entrega de la vacuna a la UE en el primer trimestre.

«La cuestión es si todo esto reducirá la ya escasa aceptación de la vacuna de AstraZeneca y, por tanto, aplazará la reapertura de la Unión Europea», explican desde Danske Bank. El banco danés relativiza el impacto que la situación pueda tener en el proceso de vacunación del Viejo Continente, pero reconoce que seguirá de cerca el asunto, al tiempo que asume que el mayor problema en Europa es la escasez de vacunas.

Frente al panorama en el Viejo Continente, cabe destacar que Joe Biden aseguró el jueves pasado, en su primer discurso a la nación, que la vacuna estará disponible para todos los adultos a partir del 1 de mayo y auguró que, si todos los estadounidenses ponen de su parte, el 4 de julio, Día de la Independencia, lo podrán celebrar con familiares y amigos.

Unos cinco millones de personas en Europa hasta el momento han recibido la vacuna de AstraZeneca y Oxford. De esta cifra, se han notificado 30 casos de los llamados «eventos tromboembólicos», según informa CNBC. Estos casos se refieren a la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos y el bloqueo del flujo sanguíneo.

AstraZeneca ha dicho que la vacuna se ha estudiado sobradamente durante los ensayos de fase 3 y que los datos revisados por expertos confirman que la inyección es «generalmente bien tolerada».

rastreadores de vacunas