Samsung disminuye la calidad a sus dispositivos sin avisarle a los consumidores

Una grave polémica en la implementación de los recursos ha puesto en evidencia a la marca coreana, una de las más demandadas en la industria de la tecnología en el mundo

Recientemente se ponía el ojo en el huracán a un tema en específico, y es la puesta en escena que coloca a Samsung como el gran timador del mercado en móviles. Al parecer la compañía está recurriendo a técnicas oscuras con tal de vender sus dispositivos de gama alta, independiente que el resultado final sea la implicación de un elemento de menor valor que no suple lo que la gente está pagando y lo que desde luego, espera recibir.

Esta polémica tiene tintes gravísimos, como por ejemplo que están implicando una mejora en los análisis de rendimiento, o mejor llamados benchmarks. A través de una prueba, se pudo determinar que Geekbench era la principal aliada, ya que dentro de su estructura los resultados para los últimos lanzamientos de la marca eran altísimos, pero no correspondían al rendimiento diario. Por eso se han tomado la molestia de tomar una App al azar, cambiarle el nombre y verificar que efectivamente su rendimiento se elevaba.

Caso contrario al tomar la App referencia y cambiar su nombre al de otra, donde en realidad aparecían los resultados funestos. Caídas de frames, y hasta por momentos paralizaciones en medio de una partida por un dispositivo que en la mayoría de los casos llega a costar más de 1000 euros. Las pérdidas del rendimiento en conceptos porcentuales han registrado hasta un 45%, que es bastante teniendo en cuenta que con la actualización de cada elemento la mejora debe ir acorde a la competencia que presenta el mercado mismo.

Samsung Galaxy S22 Ultra
Samsung Galaxy S22 Ultra

La respuesta de Samsung no alcanza para justificar lo visto en el análisis

Una vez anunciado esto, personal autorizado de la marca ha defendido su postura y ha culpado al servicio Game Optimizing Service. Este servicio fue creado para evitar el sobrecalentamiento, pero tal parece limita la potencia bruta del dispositivo. Piensan que una actualización será suficiente, pero antes deben someterse a duras pruebas de potencia y análisis de los compuestos. Una duda que salta a la vista, sobre todo teniendo en cuenta que han alcanzado un acuerdo con AMD para el mejoramiento de sus chips y esto debería verse reflejado en una mejor experiencia.

Aunque para un sector de la crítica esta es una práctica no tan novedosa. Algunas como Apple y OnePlus han recurrido a ellos, al punto de que esta última ha perdido el reconocimiento de Geekbench . Apple por su parte admite que limita la potencia de sus dispositivos más antiguos es por un tema del cuidado de la batería que ha podido ser comprobado y avalado. Problemas para Samsung que sigue dejando tomar ventaja de las nuevas referentes del mercado y por mucho.