Sabotaje en el lanzamiento del cohete Ingenio con 200 millones de pérdidas

La misión resultó ser un fracaso después de que un primer fallo humano frustra la misión

El lanzamiento de cohete de España ha resultado un fracaso. Todo vino a raíz de un fallo en el cohete lanzador Vega, el cual provocó la perdida del satélite de observación español Ingenio. Esto poco después del lanzamiento a las 2.52 UTC del martes desde Kourou, de la Guayana Francesa.

«A los 8 minutos del lanzamiento de cohete de la misión Vega VV17, tras el primer encendido del motor de la etapa superior del Avum, se identificó una desviación de trayectoria que conllevaba la pérdida de la misión», explicó la ESA en un breve comunicado.

La misión del lanzamiento de cohete iba a ser todo un hito

Esta misión iba a ser todo un hito al ser el primer satélite 100% español, que se encargaría de vigilar desde el espacio el estado de los suelos, del agua, del aire, e incluso la contaminación de las ciudades. Liderado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, el coste total del Gobierno en este proyecto, iniciado en 2008, ronda los 200 millones de euros.

Ha sido la primera vez que España diseña y desarrolla un sistema completo espacial. De hecho, los contratistas principales, el subsistema, los equipos, los operadores y la explotación comercial ha sido española. El Ingenio, que es así como fue llamado el satélite español, consiguió reunir a 10 empresas.

Para el lanzamiento de cohete, se recurrió a Arianespace, compañía francesa, como uno de los referentes europeos en la puesta en órbita de satélites. Esto gracias a su amplia experiencia trabajando con agencias como la Espacial Europea. Arianespace emplea para este cometido sus cohetes Vega.

lanzamiento de cohete
El lanzamiento de cohete Ingenio se debió a un primer error humano

Una maniobra de sabotaje no es descartable

Que llevan transportando materiales al espacio desde la primera puesta en órbita en 2012. El del lanzamiento de Ingenio no es el primer fallo que sufre la compañía. El anterior, ocurrido hace poco más de un año, tuvo consecuencias similares arruinando la misión impulsada por el cohete Vega VV15.

En aquella ocasión, el encargo vino de las Fuerzas Armadas de los Emiratos Árabes Unidos para llevar el satélite FalconEye1 al espacio y situarlo en la órbita correspondiente. Pero ni mucho menos fue así. En esta última ocasión, la catástrofe del lanzamiento de cohete se ha producido en el encendido de motores de la fase más superior. Algunas fuentes, más allá del fallo humano (que lo hubo) ya indican que pudo ser mediante un sabotaje.

Zara trabajadores reubicados