El rey Felipe VI prohíbe al emérito volver por Navidad

La intención del ex-monarca es regresar a La Zarzuela estas Navidades pero Gobierno y Casa Real se oponen en rotundo

El rey Felipe VI, por medio de la Casa Real, y el Gobierno por la Moncloa, no quieren que el emérito Juan Carlos regrese a España por Navidad. Ambas instituciones le han trasladado ya el emérito su negativa a que retorne, al menos hasta que pasen las festividades navideñas.

Sin embargo, y según apuntan las distintas informaciones, Juan Carlos sí quiere hacerlo; quiere volver a España justamente en este periodo. El emérito ha filtrado a sus círculos más cercanos, como el rey Felipe VI, que se encuentra agotado de su estancia en los Emiratos Árabes.

El emérito se encuentra agotado de su estancia en los Emiratos pero el rey Felipe VI no quiere su regreso

Que no quiere continuar allí y menos en un periodo como el navideño. Y esa postura de Juan Carlos, inmerso en pleno proceso de regularización fiscal por el dinero que ha nutrido las polémicas tarjetas opacas, ha abierto un cisma en La Moncloa y en el Palacio de La Zarzuela.

Ambas instituciones han trasladado ya a Juan Carlos su rechazo y prohibición de que lo haga para estas fiestas Navideñas. «No puede volver, Majestad. Hacia el Gobierno y Moncloa, saben que ya tienen suficiente debate interno como para agitar aún más el avispero con la presencia del emérito. Entre tanto, el rey Felipe VI entiende la postura del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Aún así, los frentes van a estar abiertos, principalmente con el actual monarca. Porque si Juan Carlos permanece en la otra orilla del mundo, en Abu Dabi, en unas fiestas tan familiares como la Navidad y en vísperas, además, de su 83 cumpleaños, podría acusarse al rey Felipe VI de ser un despiadado mal hijo al consentir o fomentar dicha distancia.

rey Felipe VI
El emérito ya ha recibido la negativa del rey Felipe VI de volver a España por las fiestas

La presión sobre la monarquía y el rey Felipe VI se disparará con cualquier decisión

Más aún al tratarse de un anciano, por muy rey que haya sido, con una edad de difícil pronóstico en términos de futuras navidades. Pero si éste abandona los Emiratos Árabes y regresa a la orilla de la Zarzuela, esto disparará la presión sobre Felipe VI por parte de quienes aprovechan las actividades de su padre para desgastar la propia institución monárquica.

Permitir al emérito por parte del rey Felipe VI entrar en La Zarzuela como si nada hubiese ocurrido en este tiempo supondría atraer los focos del debate directamente hacia el espacio natural de la Jefatura del Estado, justo lo menos indicado en un escenario de control de crisis mediática. Y cualquier otro escenario supondría un problema de diversa índole: de seguridad, de garantía de protección y, por supuesto, de sobreagitación mediática.

rastreadores de vacunas