Requisitos a cumplir para que el banco acepte una reducción en la cuota mensual de la hipoteca

La preocupación creciente por los tipos de interés

En un clima económico incierto donde los tipos de interés se mantienen elevados, muchas familias se enfrentan a la preocupación de que sus hipotecas puedan dispararse en la próxima revisión. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que los bancos pueden ofrecer la posibilidad de reducir estas cuotas si se cumplen ciertos requisitos.

La aspiración de cualquier persona que contrata una hipoteca es la reducción de las cuotas mensuales. Para lograr esto, se requiere, entre otras cosas, estar dentro del llamado umbral de exclusión, que tiene en cuenta tanto la situación económica del cliente como el precio de compra del inmueble. Si el deudor se encuentra dentro de los parámetros establecidos, tendrá la opción de optar a la reestructuración de la deuda.

Reducción cuota mensual de hipoteca

Condiciones para conseguir una reestructuración de la deuda

Aquellos que deseen ver reducida su hipoteca a través de una reestructuración de la deuda deben conocer las condiciones exigidas. Los ingresos de los miembros de la unidad familiar no deben superar el límite de tres veces el IPREM anual de catorce pagas. Además, es necesario demostrar que la cuota mensual a abonar supera la mitad de los ingresos netos de la familia. 

Otro requisito es que el porcentaje de ingresos dedicados a la hipoteca debe haberse incrementado en al menos 1.5 puntos respecto al momento en que se solicitó el préstamo. Existen casos de «especial vulnerabilidad» que también pueden dar lugar a la reestructuración de la deuda. Estos incluyen familias numerosas, familias monoparentales con hijos, familias con algún miembro con discapacidad, deudores mayores de 60 años o familias con una víctima de violencia de género.

Otros requisitos para reestructurar la deuda

Además de la situación económica y familiar, se deben cumplir otras condiciones para poder reestructurar la deuda. La familia debe carecer de suficientes bienes para enfrentarse a la deuda. Además, la vivienda para la que se solicitó la hipoteca debe ser la única propiedad del deudor y el préstamo no debe tener otras garantías personales o reales.

Recientemente, el Gobierno anunció que concedería avales de hasta un 20% para los menores de 35 años que adquieran un inmueble. Esto permitiría financiar hasta el 100% de la propiedad. Sin embargo, los expertos recomiendan tener ahorrado al menos el 30% del costo total de la vivienda. Además, es necesario disponer de un buen salario y tener un empleo estable para demostrar la capacidad de afrontar las cuotas durante los próximos 20 a 30 años.

conexión vivienda