Reforma de la ley de la ciencia

Una nueva idea política está siendo expuesta de manera que se garantice mejoras sustanciales en este sistema blindando el crecimiento a futuro en el país

A través del consejo de ministros, el gobierno de España ha puesto en marcha la exposición de un proyecto de ley en donde se busca establecer mejores condiciones para un enfoque importante pero olvidado en el país, el Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación. Como bien se sabe, producto de la recesión económica y demás factores inmersos se tuvo que en años pasados reducir un poco el fondo de inversiones, sumiendo en una profunda crísis a los innovadores e investigadores de esta zona, desplazando sus acciones en muchos ejemplos fuera del territorio nacional.

Mejorar gradual y exponencialmente la eficacia, coordinación, gobernanza y transferencia del conocimiento es fundamental para esta administración y es por eso que en cabeza de Diana Morant,  ministra de Ciencia e Innovación se cree profundamente en la reforma como un sistema de crecimiento y establecimiento del entorno perfecto para el país. Muchas nuevas ideas dependen que este sector esté en perfectas condiciones y con lo que se ve en este momento es sencillamente imposible acceder y fomentar su elevación en los niveles de confianza.

La ley tiene previsto atacar ciertos flagelos, y entre ellos destacan: dignificar las condiciones de trabajo de los investigadores e investigadoras, reducir los trámites administrativos de la gestión de la I+D+I y garantizar una financiación pública creciente y estable en I+D+I. Esto es especialmente relevante en el marco de respuestas profesionales, teniendo en cuenta que se abarcará un sector poco cubierto y se le dotará de herramientas que van a marcar un punto de inflexión para todos que va a ser decisivo sin duda alguna.

Investigadores en España

¿Qué va a suceder con la formación de nuevos investigadores?

Justo ahí viene marcado el siguiente aspecto de revisión, y es garantizar que la profesionalización o formación se establezca. Los incentivos del gobierno están siendo definidos, y en cierta medida esto es un plus para esta nueva faceta del estado español. De hecho se estima que este crecimiento lleve al país a una nueva orientación, elevando tan solo ellos el PIB hasta el 1,25% anual.

Allí se asegura el proyecto tener fondos suficientes para mantenerse en orden y crear mejores oportunidades para los visionarios del futuro. Cabe resaltar que hay que pasar primero por el régimen de aprobación que tiene sus instancias habituales antes de ser puesta en el congreso como una ley de orden regulatorio. Por el momento las expectativas son muy altas y garantizan al menos en la previa un relanzamiento de este punto en concreto.

dow jones