La estrategia del PSOE para enterrar al Ciudadanos de Arrimadas

El partido del Gobierno conoce de sobra la forma de negociar de la líder naranja

El PSOE ha recibido en los últimos días la negativa del partido de Inés Arrimadas, Ciudadanos, para la votación hacia los Presupuestos Generales del Estado. Esto ha sido debido, especialmente, a que tanto el PSOE como el Gobierno de coalición hayan preferido escoger al partido vasco del EH Bildu.

En este caso, Arrimadas explicaba recientemente sobre por qué ha esperado hasta ahora para anunciar su postura cuando ya Bildu había anunciado que los apoyaría. «Pedro Sánchez y el PSOE se presentaron a las elecciones diciendo que nunca pactaría con Bildu», ha sostenido la líder de Ciudadanos.

El motivo del no de Arrimadas y Ciudadanos al PSOE es Bildu

En ese sentido, ha dicho que Podemos -que siempre ha defendido pactar con los grupos que apoyaron la investidura y dejar fuera a Ciudadanos- «al menos no han engañado»: «Podemos no se presentó a las elecciones con voz compungida como Sánchez diciendo que no, no, nunca con Bildu», dijo.

Arrimadas asevera así que Ciudadanos seguirá teniendo la mano tendida como partido a «nivel autonómico» y asume que es consciente de que la situación que vive el país es muy difícil. «Nuestra mano tendida siempre ha sido muy exigente, pero no se han cumplido muchas cosas… «, explica Arrimadas.

PSOE Ciudadanos
Pedro Sánchez y el PSOE no encuentran apoyo en Ciudadanos

Los numerosos movimientos de Ciudadanos hacia la ultraderecha que no tragan en el PSOE

Quien considera que ha hecho su trabajo. «Otros partidos de la oposición han tenido vacaciones pagadas: PP y Vox que no han conseguido nada; Vox ni siquiera ha presentado enmiendas», critica la líder del partido naranja. No obstante, para el PSOE y Pedro Sánchez sus motivos radican en el apoyo de Arrimadas a Vox.

En este aspecto, Pedro Sánchez y el PSOE han visto cómo la dirección de Ciudadanos y de la misma Inés Arrimadas ha visto una clara tendencia por situarse del lado de centro, pero que, sin embargo, la inclinación por la ultraderecha y por el PP, en ese orden, no les ha dejado otra razón para que Bildu y Esquerra Republicana sean sus socios preferentes antes que Ciudadanos. Por tanto, para el PSOE la situación es clara: no contarán con su apoyo, aún de darse otro golpetazo electoral.

Banco Santander