Previsiones de la bolsa en 2022

Son simples previsiones y nada más. Luego el mercado, casi siempre, se encarga de sorprendernos a todos

Al fin y al cabo pocas cosas son tan cambiantes como los mercados. Y cada año es un mundo. Quién iba a decir que en 2020 íbamos a tener que cotizar una pandemia. O que en 2021  la infacción se dispararía hasta niveles no vistos en décadas. Lo que está claro es que el mercado no nos lo pondrán nada fácil, nunca lo hace. Lo que no me vale es eso de que «2022 será un año volátil con mucha incertidumbre». ¿Y cuándo no lo es? Bolsa e incertidumbre son sinónimos. Una no puede ir sin la otra.

Dicho esto, y como analista técnico que soy, he de ceñirme a las tendencias primarias. ‘The trend is your friend’ como dicen los yanquis. Es decir, apostar por lo mismo que viene sucediendo en los últimos años, en la última década me atrevería a decir. Y es que revertir una tendencia alcista de fondo (o primaria) es una misión prácticamente imposible. Por supuesto que alguna vez llegará una corrección fuerte, pero no me vale si como muchos analistas la vienen vaticinando año tras año desde hace ya ni me acuerdo. Claro que así alguna vez acertarán.

Así pues, si bien es cierto que ni yo ni nadie sabemos lo que hará el mercado en 2022 debo seguir apostando por la fortaleza del ‘boss’, de Wall Street. Con mayor peso en la tecnología. Y dentro de Europa seguiré confiando en el índice de la ‘locomotora europea’ (Dax) y algunas de las grandes compañías francesas. El lujo, correcciones aparte, sigue muy fuerte. Hay compañías ejemplares que presentan claras tendencias de fondo como por ejemplo LVMH, Hermès, Kering, Ferrari, etcétera. Y dentro de la tecnología tenemos a la holandesa ASML. Estos son algunos ejemplos de valores claramente alcistas en términos de largo plazo.

Y el Ibex, salvo momentos puntuales de gloria que a veces tiene (y que duran muy poco), lo tocaría lo menos posible. Desde hace más de una década nos ha demostrado que siempre se queda atrás. Y en ocasiones, por mucho. Salvo que por fin sea el año de los bancos e Inditex e Iberdrola acompañen también, es un índice que (casi) siempre lo hace peor que la media. Sobre todo si vienen mal dadas en los mercados. Hay que apostar por lo que está fuerte, por lo que es alcista de largo plazo. Y el Ibex no lo es.

A continuación, analizamos lo siguientes índices bursátiles:

IBEX

Este lunes decíamos de nuestro selectivo que se había agarrado al soporte 8150. Y el miércoles hablamos de  la vuelta en isla, que nos dibujaba. Lo realmente interesante es que puede que la última gran caída sea la ‘onda c’ de un ‘abc’ correctivo. Lo que quiere decir que el lateral de todo el año vendría a corregir las importantes subidas desde los mínimos de octubre del año pasado.

De manera que si desde aquí, con sus correcciones contra tendencia, fuera capaz de batir los máximos anuales (9.310) quedaría confirmando un nuevo impulso alcista en términos de largo plazo, con un primer objetivo de subida en la resistencia que presenta en los niveles prepandemia (10.100). Eso sí, es vital que se respeten los mínimos de esta semana como soporte: los 8.082 puntos.

ibex231221
Gráfico diario del Ibex 35

DAX

Desde finales de marzo el índice germano se está desplazando lateralmente, con un soporte muy claro en los aprox. 14.800 puntos y resistencia en los máximos anuales, que también lo son históricos, en los 16.295 puntos. Se trata de un índice en subida libre que simplemente se encuentra consumiendo tiempo, o lo que es lo mismo desplegando un amplio movimiento lateral. Y es que como ya hemos explicado en muchas otras ocasiones existen dos formas de que los precios corrijan: consumiendo tiempo como es el caso que nos ocupa o en profundidad (caídas de cierta verticalidad).

Con este lateral la sobrecompra semanal se ha relajado mucho y de alguna es como si estuviera preparando el camino para el siguiente gran impulso alcista. Digamos que en la medida en que los 14.800 puntos aguanten no tendremos la más mínima señal de debilidad en el índice y por lo tanto la posibilidad de batir los máximos históricos y dar continuidad a la tendencia alcista de fondo (o primaria) continúa intacta.

dx231221
Gráfico diario del futuro del Dax

S&P 500

En cuanto al principal índice del mundo, tres cuartas partes de lo mismo que hemos comentado en el Dax. Se trata de otro índice en subida libre que, además, puede ser absoluta en cualquier momento. Los máximos históricos se encuentran a la vuelta de la esquina (4.743) y por encima ya no hay nada hasta los 5.000 puntos, pero como cifra redonda y psicológica ya que no es una resistencia real.

La tendencia es impecablemente alcista en todos los plazos y como no puede ser de otra manera los mínimos y máximos crecientes se suceden una y otra vez. Y así no se cae. El primer soporte importante lo tenemos en los mínimos de principios de mes (4.495), lo que quiere decir que en la medida en que no lo perfore no tendremos la más mínima señal de debilidad dentro de la actual estructura de los precios.

spx231221
Gráfico diario E-Mini S&P Continuous
dow jones